Exitosas, criticadas, insanas Conoce las dietas de las celebrities

Desde Jennifer Aniston a Kate Middleton. Todas siguen un régimen especial y muchas se han sometido, para interpretar a un personaje, a bruscas subidas y bajas de peso. Acá te contamos lo que comen y no las famosas, para estar listas para la alfombra roja.

Imagen

Ellas trabajan con su cuerpo. Para algunos roles deben aumentar de peso, y meses después están obligadas a bajar drásticamente para otro personaje, o por decisión propia. Lo cierto es que las celebrities se someten continuamente a dietas, aunque algunas aseguran que son métodos de alimentación. Acá no queremos juzgarlas, sólo informarte de qué hacen para lucir regias. Tu recuerda que lo mejor, siempre, es acudir a un especialista, y no seguir a ciegas cualquier dieta.

Jennifer Aniston
Se dice que Jennifer Aniston fue de las primeras en seguir los consejos del doctor Barry Sears, el creador de la famosa dieta The Zone. ¿De qué se trata? Este método se basa en un correcto reparto de alimentos a lo largo del día: 40% de glúcidos, 30% de proteínas y 30% de lípidos repartidos en cinco comidas. De esta forma, asegura Sears, el organismo se equilibra y quema grasas.

¿Quieres saber más? Según el doctor Barry Sears, el sobrepeso, el picoteo y el colesterol alto son consecuencias de lo que él llama "síndrome de la grasa tóxica", término que hace referencia a que la acumulación de grasa en la sangre provoca obesidad y enfermedades crónicas. Para este "gurú" de las dietas –aunque muchos nutricionistas critican su sistema–una correcta alimentación es como una medicina que ayuda al organismo a funcionar a la perfección; con su sistema asegura que se pierden dos kilos de grasa al mes y mucho volumen, además de sentirse más ligera, vital y rejuvenecida.

La dieta The Zone está compuesta de 5 comidas al día (tres principales y dos colaciones), que contienen 30% de proteínas bajas en contenido graso (la cantidad debe ser la que puedas poner en la palma de tu mano), un 30% de grasas y un 40% de hidratos de carbono. Entre las proteínas se recomienda carne magra, pescado y clara de huevo; entre los hidratos de carbono, verduras y frutas, y entre las grasas, aceite de oliva, frutos secos y palta. Para completar la dieta se debe aumentar el consumo de ácidos grasos Omega 3. Con esto se estabilizan los niveles de insulina en la sangre, evitando que se acumule grasa y favoreciendo que la acumulada se vaya eliminando.

Claves del doctor Barry Sears:
• El desayuno es la comida más importante del día, máximo una hora después de levantarte. Luego no pueden pasar menos de dos horas ni más de cinco entre comidas. Así no pasarás hambre y comerás menos.

• Una vez al mes permite "pecar".

• Beber mucha agua.

Menú tipo para un día
Desayuno: 200 cc de leche descremada, 60 g de queso bajo en grasa, 2 rebanadas de pan integral, 2 cucharaditas de aceite de oliva.

Media mañana: Una fruta y cinco almendras, o un yogur descremado natural y una nuez.
Almuerzo: Un plato de porotos verde o coliflor con una cucharadita de aceite de oliva, 120 g de pavo y una fruta fresca.

Media tarde: Una rebanada de pan integral con 30 g de jamón de pavo y 3 almendras (o el fruto seco que prefieras).

Cena: Un filete de salmón (90 g) con ensalada de lechuga y tomate, aliñado con una cucharadita de aceite de oliva.

Heidi Klum

La supermodelo sigue estupenda, tiene 39 años y cuatro hijos. ¿Su secreto? Además del ejercicio, la modelo sigue una dieta hiperproteica, cuyos principios son similares a los de la famosa dieta Dukan: en un primer momento se restringe el consumo de verduras, féculas y frutas para centrarse en carnes magras, pescado y lácteos. Poco a poco se van incluyendo el resto de los alimentos en fases posteriores.

Kate Middleton
Mucho se habló que el secreto de Kate Middleton para bajar de peso para su matrimonio con el príncipe William fue la famosa dieta Dukan. Algunos lo negaron, pero fue la excusa perfecta para hablar de este régimen de cuatro "fases" centrado en el consumo de proteínas, con el que se garantiza que no pasas hambre.

Fue creada por Pierre Dukan, médico francés especializado en re-educación nutricional, y la verdad es que revolucionó el mundo de las dietas, con seguidores y muchos detractores. ¿Por qué tan comentada y seguida? Porque promete adelgazar de forma natural, volviendo a los alimentos fundadores de la especie humana, los alimentos de los cazadores-recolectores: proteínas y verduras. Sus claves: división en cuatro fases y una lista de 100 alimentos permitidos, de los cuales 72 son de origen animal y 28 de origen vegetal.

Contrariamente a otras dietas, en la Dukan no existe una regulación de los alimentos; al contrario, su lema es "a voluntad" dentro de los 100 alimentos permitidos, y las cantidades no están restringidas en absoluto.

Las fases
1- Fase de ataque

Dura de dos a siete días (dos para los que tienen que bajar poco peso y siete para lo que tienen que bajar 20 ó 30 kilos). Se pierde un kilo cada dos días. Se puede comer la cantidad que se quiera de proteínas (carnes, pescados, aves sin piel, huevos, jamón sin grasa, mariscos) y lácteos descremados. Para beber, todo menos alcohol. Y ejercicio 20 minutos al día.

2- Fase de crucero
El objetivo es alcanzar el peso justo. Se puede comer las cantidades que se quiera de los 100 alimentos –no olvides que este marketero doctor tiene 3 libros, donde se especifican todos los alimentos permitidos y prohibidos– ya sea al vapor, a la plancha, horno, natural… Todo menos frito. De media a una hora de ejercicios diarios.

3- Fase de consolidación
Dura diez días por cada kilo perdido; es decir, si has perdido cinco, debes hacerla 50 días. Durante esta fase, a los cien alimentos se añaden dos piezas de fruta al día (todas menos plátano), dos rebanadas de pan integral y 40 g de queso al día. A la semana se añaden también dos porciones de féculas integrales (pasta, arroz, legumbres) y dos comidas "de gala" (1 entrada libre + 1 plato principal libre + 1 postre libre + un vaso de vino o champaña). La única condición en la comida de gala es que sea una porción, sin repetición. Y 25 minutos al día.

4- Fase de estabilización
Son tres reglas básicas a seguir de por vida: un día dedicado sólo a proteínas y lácteos; subir siempre las escaleras, y comer tres cucharadas de salvado de avena al día.

Si quieres más información de la dieta Dukan, ingresa a www.dietadukan.es, y si puedes apoyarte con un nutricionusta, mejor.

Renée Zellweger
Ella sí es ejemplo de "yo-yo", ya que para cada rol hemos visto cómo cambia su cuerpo, engordando o adelgazando fácilmente. ¿Cómo lo hace? Es full deportista, adora el running, pero además se supone que sigue la dieta Atkins, basada en el control de los carbohidratos y concebida a largo plazo para evitar el efecto rebote.
También la usarían Catherine Zeta Jones y Tyra Banks, ambas con regios cuerpos rondando las 4 décadas…
Su creador es el nutricionista norteamericano Robert Atkins, quien la hizo popular en los años 60; aseguró que en 30 días se pierden 4 kilos.

Algunos nutricionistas respaldan la Atkins porque se trataría de mucho más que una dieta; es un estilo de vida que permite controlar el peso de forma saludable, fácil y sin pasar hambre. Además su planteamiento a largo plazo impide caer en el temido efecto yo-yo. Se basa en el control de los carbohidratos. El cuerpo humano se nutre de la energía proveniente de la glucosa de los carbohidratos y de la grasa. Aunque tanto la glucosa como la grasa cumplen la misma función, el cuerpo se decanta siempre por la glucosa, por ser más fácil y rápida de convertir en energía.

Por eso, el control de los carbohidratos en lugar del control de calorías es el punto que diferencia la Dieta Atkins del resto. Para él, eso de una restricción total de los carbohidratos y una permisión absoluta de grasas y proteínas es errónea (como lo plantea la Dukan). Esta dieta es restrictiva en sus dos semanas iniciales, pero propone un plan sano y equilibrado en proteínas y grasas saludables, así como una amplia gama de verduras de alto contenido en fibra, y frutas.

También se articula en base a 4 fases. En todas ellas se pueden comer alimentos ricos en proteínas, nutritivos y saciantes, como la carne, el pescado, las aves, los huevos, y grasas saludables como el aceite de oliva o la palta. Según van transcurriendo las fases, se van reincorporando progresivamente a la dieta alimentos con más carbohidratos, siempre que no se altere el nivel de azúcar de la sangre ni el apetito.

Durante las cuatro fases es imprescindible beber al menos 8 vasos de agua diarios, para ayudar al cuerpo a eliminar las toxinas. También es importante para acelerar la pérdida de peso realizar un mínimo ejercicio físico diario.

Kylie Minogue
La cantante Kylie Minogue confía su figura al método Montignac, una dieta que restringe totalmente la ingesta de azúcar, pasta y arroz si no son integrales, papas y harinas.

Es el resultado de un importante trabajo experimental realizado por Michel Montignac con la colaboración de numerosos médicos e investigadores, y sus eguidores aseguran que los fundamentos científicos del método Montignac son innegables. No es una dieta en el sentido tradicional de la palabra; es un modo alimenticio equilibrado y no restrictivo cuantitativamente. Se basa esencialmente en una elección de los alimentos dentro de cada categoría: glúcidos, lípidos y proteínas. Esta elección se hace teniendo en cuenta la especificidad nutricional (es decir las características físico-químicas) de cada alimento y su potencialidad en generar las reacciones metabólicas que inducen a aumentar de peso o desarrollar diabetes.

El método Montignac tiene dos primicias: la primera es desligarse de los mensajes nutricionales errados centrados en las calorías (a su juicio ineficientes), y la segunda se refiere a la elección de los alimentos según su especificidad nutricional y su potencial metabólico. Los glúcidos se escogen preferiblemente entre los que tienen un Índice Glicémico bajo y muy bajo. Los lípidos se escogen según la naturaleza de sus ácidos grasos; se privilegia los poliinsaturados Omega 3 (grasas de pescado) y los monoinsaturados (aceite de oliva), y se evitan los ácidos grasos saturados (mantequilla, grasa de carne roja).

Las proteínas se escogen en función de su origen (vegetal o animal), de su complementariedad y neutralidad con respecto al proceso metabólico del aumento de peso (hiperinsulinismo). Se divide en dos fases, primero el adelgazamientoy luego la estabilización y la prevención.