El sexo como analgésico

Según un estudio revela que el orgasmo tiene el efecto de dos aspirinas

El sexo no solo es bueno para cambiar tu estado de ánimo sino que además es útil como prevención de ciertas enfermedades. Por ejemplo, los masajes sobre los senos liberan una hormona que ayuda a proteger el cáncer de mama. Algo similar a lo que ocurre con los hombres respecto al cáncer de próstata. De hecho, eyacular cinco veces por semana, con o sin pareja, reduce en un tercio las posibilidades de desarrollar la enfermedad.

“El sexo es bueno para la salud”, es una frase que no se cansan de repetir los especialistas como cardiólogos, ginecólogos y urólogos franceses, quienes además plantean que la excusa “me duele la cabeza” no debería dejar de tener sentido, ya que un orgasmo tiene el poder analgésico de dos aspirinas, ya que se liberan endorfinas, que son el equivalente natural a los opiáceos como la morfina que es un potente relajante y analgésico.

Por otro lado y como ya lo hemos dicho, el sexo desarrollado en forma regular disminuye el riesgo de infarto, ya que la pompa cardiaca realiza una actividad similar a cuando se practica un deporte.

Por eso no olvides disfrutar del sexo, porque mejorarás tus condiciones físicas, tendrás mejor ánimo, ayudarás a tu corazón, tus mamas, tu mente y por sobre todo, es simplemente exquisito.

Fuente: mdzol.com