¡Indignante! Policía expulsa de una piscina a una mujer por amamantar a su hijo

La medida desencadenó la indignación de la población, y más tarde decenas de mujeres decidieron tomar represalias

Aunque parezca mentira, aún en la actualidad siguen denunciando casos de discriminación ante el acto de amamantar bebés en público.

Recientemente, dos jóvenes madres decidieron pasar un día de sol en compañía de sus bebés en un centro recreativo de piscinas públicas, cuando ocurrió lo inesperado.

Un oficial de la policía se le acercó a una de ellas para pedirle que por favor se fuera del lugar.

La historia fue hecha pública por las víctimas de este nuevo suceso de discriminación: Stephanie Buchanan y Mary Davis, que esta vez tuvo lugar en el Aquatic Center, del condado de Mora, en Estados Unidos.

mujeres amamantar en publico

Cuando el pequeño de Stephanie, de tan solo tres meses, empezó a llorar por hambre, ella no vio nada malo en tomarlo en brazos y darle de lactar como es natural.

De inmediato,  una mujer decidió acercarse y decirle que tenía que taparse, ya que 'sus hijos estaban nadando'.

Al ver esto, Mary  reaccionó sorprendida y también empezó a amamantar su hijo en el centro recreacional, para solidarizarse con su amiga y cuñada a la vez.

Posteriormente, un trabajador del lugar les exigió que se cubrieran con una toalla, o que fueran a otro lado para poder cambiarse de ropa.

Las madres indignadas, no aceptaron la petición por tratarse de un absurdo, que va contra algo natural y además, legal.

"La ley del estado de Minnesota me protege para alimentar a mi bebé en cualquier lugar que necesite", mencionó la chica,

Pero el policía le respondió:

"Entiendo, y se lo comuniqué al establecimiento, pero se reservan el derecho de pedirle que se vaya".

Ambas mujeres se vieron muy humilladas por el trato, ya que solo estaban dando de comer a sus hijos y no dudaron en compartir la desagradable experiencia en Facebook:

"Llamaron a la policía por cuidar a nuestros bebés en público. No les estaba enseñando nada, nadie vio ningún pezón, había otras mamás allí amamantando a sus bebés y MUCHAS otras mujeres mostrando más piel que yo pero debido a que una mujer me vio y se quejó, este establecimiento llamó a la policía", escrbió.

La publicación se hizo viral en las redes y al ver esto, decenas de mujeres decidieron vengar a Mary y a Stephanie yendo al local en cuestión para  dar de amamantar a sus hijos.

mama2-ff06aad17434288ef1467e1421bd8a3f.jpg

 

Te recomendamos en video: