Indigente se gastó sus últimos dólares para ayudar a una mujer que quedó varada en la carretera

“Volveré, confía en mí”, fueron las palabras del hombre que la "salvó".

"Mi corazón latía fuera de mi pecho". Así describió Kate McClure el momento de angustia que vivió el mes pasado cuando se quedó sin gasolina en una peligrosa carretera en Filadelfia a minutos de la medianoche.

La mujer de 27 años estaba muy nerviosa y decidió salir de su auto para tratar de comprar combustible en una estación de servicio cercana.

Antes de alejarse, un hombre con una larga barba se acercó y le dijo que era un lugar muy peligroso. Le pidió que entrara nuevamente al auto, que cerrara las puertas y que lo esperara. “Volveré, confía en mí”, fueron las palabras de Johnny, señala philly.com.

Luego de 10 minutos de una eterna espera el hombre apareció con un bidón con combustible para que Kate pudiera seguir su recorrido.

Johnny, que vive en la calle y apenas tenía para comer, se había gastado los últimos 20 dólares que llevaba en los bolsillos en comprar la gasolina y “salvar” a la muchacha.

Kate no tenía ni siquiera un dólar para dejarle al hombre, pero prometió que volvería.

Junto a su novio regresó al día siguiente, le pagó la deuda y además de regaló una chaqueta, guantes, un sombrero y calcetines.

De a poco conocieron la historia de Johnny. El hombre de 34 años era un técnico en municiones de los marines, también era paramédico, estudió mucho, e incluso sus amigos aseguran que podría haberse convertido en médico.

Tenía una vida feliz hasta 2014, cuando se separó de su esposa y comenzó en una espiral de destrucción que lo llevó a las drogas, a tener problemas con la justicia y de ahí a vivir en la calle el último año y medio.

Estoy aquí por mis propias decisiones. No tengo a nadie a quien culpar sino a mí mismo", dijo Johnny.

Kate no podía dejar de pensar en los amargos últimos años del hombre que la había “salvado” en la carretera con su increíble gesto y decidió ir más allá con su ayuda.

La mujer inició una campaña que busca conseguir pagar el arriendo de un departamento para Johnny, darle un auto y solventar sus gastos por unos 6 meses mientras encuentra un trabajo, ya que quiere que su vida “vuelva a ser normal”.

Par ello, creó una cuenta en Go Fund Me que tenía el objetivo de recaudar US$ 10 mil, pero tanto impactó la historia que ya lleva US$ 36 mil y sigue sumando.