Así fue como esta chica aprendió a amar su "peor defecto" y vivir feliz

Ferrin Roy es un gran ejemplo a seguir para todas las personas

Todos tenemos alguna marca de nacimiento, ya sea un lunar o una mancha, y para la mayoría de nosotros eso no es un problema Pero, Ferrin Roy, una chica originaria de Louisiana, vivió una historia completamente diferente.

Ferrin tiene una marca de nacimiento de 10 centímetros en la mejilla derecha, y aunque no ha sido sencillo, ha aprendido a amarla y a lidiar con los comentarios negativos. En su nuevo libro 'The Mark She Kept', ella revela cómo logró hacerlo y trata de inspirar a otras personas a aceptar sus diferencias.

El camino no fue fácil para Ferrin. Ella afirma que en algún momento sí pensó en eliminar su marca de nacimiento, básicamente, para complacer a los demás.

Cuando las miradas y los comentarios eran demasiados, pensé en eliminar mi marca de nacimiento… Conocí a un cirujano plástico. Entonces caí en cuenta, si me la quitaba, sería para satisfacer la opinión de los demás. Esto es algo que tengo desde niña, así crecí con ella. Tuve que decirme a mí misma: 'esta eres tú, y ya aceptaste quien eres'”, indicó Ferrin a People.

Además, Ferrin reconoce que las palabras de apoyo de su madre le ayudaron mucho, sobre todo para sentirse hermosa y tener más confianza en sí misma.

Mi mamá la incorporó cuando me enseñaba: 'Estos son tus ojos, esta es tu nariz, esta es tu marca de nacimiento…', así como una niña sentí que esto era parte de mí… Ella me enseñó cómo la gente me debe tratar y cómo defenderme”, contó.

La vergüenza de Ferrin disminuyó a medida que ganó más confianza. Como ella contó a INSIDER, la mejor manera de tratar con los agresores u otras personas perjuiciosas es ser fiel a uno mismo.

Sé honesto acerca de la forma en que realmente te sientes acerca de tu marca de nacimiento, cicatrices, etc., antes de que valores la opinión de los demás. Quiero que todos se sientan cómodos con lo que son. Mi decisión de abrazar a mi marca de nacimiento fue mi decisión. Mi marca de nacimiento pudo haber parado a unos cuantos transeúntes, pero no me ha impedido vivir mi vida”, explicó.

Ferrin tiene el deseo de poder influir en la vida de las personas, por ello es que cuenta su experiencia y se convirtió en una consejera de salud mental.