Yo sé cómo se debe estar sintiendo Daniela Ospina

¿Por qué su vida no puede ser "su" vida y ya?

Por Luz Lancheros

Yo la ví en primera fila desfilar. Creo que hay que tener temple y dignidad ante un país entero para tener que hacer frente a los malos comentarios sobre lo que le está pasando. La ví desfilar con la marca Joy Staz y se mostró como siempre: increíble, hermosa y poderosa. No sé cómo alguien podría tener una actitud así ante todo un país que la está señalando. Pero ella lo logró.

Desde que la ví ser esposa de James, he visto todo lo que le han dicho. Todo lo que ha recibido. Que su nariz, que su operación, que su hija, que su estilo. Nunca la han dejado en paz. Bueno, ella ha publicado su vida en redes sociales, como casi todos. Pero, si al fin y al cabo, ¿su vida es su vida y ya?.

MÁS: Cinco presentadoras colombianas que han quedado con un cuerpazo tras su embarazo.

En estos días en Colombiamoda la ví perfecta, sonriente, siempre igual. Como en sus fotos de Instagram. Como en sus redes sociales. Y así, todos nosotros, nos mostramos en redes sociales, dando lo mejor de nosotros mismos para que los otros piensen que somos mejor de lo que en realidad vivimos. Pero eso también nos expone al escarnio. ¿Merecemos tanto? y ¿merecemos en serio escarmentar a otro por ser como es y quien es?

Yo, en estos días, también fuí expuesta al escarnio público. A que la gente dijera cosas de mí sin conocerme. Y como Daniela, lo he sobrellevado con fuerza actitud. Pero, ¿y la gente que no tiene esa capacidad? ¿También merece eso? ¿Alguien merece, solo por el hecho de mostrarse en redes, todo lo que dicen de su persona?

MÁS: Andrea Valdiri, la Señora de Colombia que enamoró a un 'crack' del fútbol.

No la conozco, así como muchos no la conocen a ella. Pero respeto mucho a la gente como para guardar su privacidad. Sé que como muchos (como yo misma), ella, tras toda esa tormenta, debe estar pasándolo difícil. Que lo ha estado encarando todo sonriente, preciosa, como siempre. Pero debió pasarla mal. Porque tras toda persona expuesta a una imagen masiva, hay alguien de carne y hueso, sufriente y doliente, que no merece todo lo que dicen de ella. Alguien a quien no conocemos en realidad sino por unas pocas fotos. Alguien cuya personalidad nos da un conjunto en primera impresión y no más.

MÁS: Las lindas postales que dejó Daniela Ospina y familia tras visitar Cartagena.

¿Y si dejamos de juzgar a Daniela? ¿Y si dejamos que viva su vida y haga lo que quiera con ella, como todos los demás, y nos ocupamos de la nuestra?

Eso sería mejor que un pensamiento malicioso sobre alguien que ni siquiera influye en nuestras vidas.