Este es el rincón de México donde podrás sanar el alma y el corazón

Se trata del Hotel Agua Blanca, muy cerca de la Ciudad de México

Texto y fotos por Andrea Sánchez

El ritmo de vida que llevamos, las presiones a las que nos enfrentamos y los problemas que debemos solucionar hacen que tomar un descanso para relajar la mente y el cuerpo, se vuelvan una necesidad. Hace algunas semanas visité el Hotel Agua Blanca en la búsqueda de paz y un poco de espiritualidad y las encontré. Queridas lectoras, este lugar es un verdadero oasis cerca de la Ciudad de México.

El Hotel Agua Blanca está ubicado a dos horas de la Ciudad de México, en Jungapeo, Michoacán, muy cerca de Valle de Bravo. El lugar ofrece 20 habitaciones, albercas de aguas termales, un spa, actividades recreativas como los recorridos de noche o las visitas al río Tuxpan, cercano a las instalaciones del hotel. Además, cuentan con un temazcal que, sin duda, te hace conectarte con una parte de ti que desconocías.

Imagen foto_00000015

Agua Blanca es un lugar autosustentable, cuentan con calentadores solares para dar servicio a las habitaciones y un huerto del que cosechan la mayoría de los alimentos que ofrecen en su restaurante. No puedes irte sin probar el agua de maracuyá, una verdadera delicia.

DESCUBRE MÁS:

 

Las albercas no son profundas, pero el agua está a una temperatura agradable para adultos y niños, los beneficios del agua termal sin innumerables, ayudan a la correcta circulación de la sangre, a eliminar algunos gérmenes y enfermedades de la piel. Aquí, en este paraíso, encontrarás aguas termales que gracias a un sistema desarrollado por el hotel, son vaciadas todas las noches para ser llenadas a primera hora. 

Imagen foto_00000018

La recepción de la mayoría de la compañías celulares es nula, así que si eres de la personas que no deja el celular un instante podrás desintoxicarte de la tecnología, (no te asustes, hay WiFi) y reencontrarte contigo misma. Para eso nada como el temazcal en el que conectarás de nuevo con la tierra, con lo natural y tendrás la oportunidad de salir renovada. Sin duda es un ritual al que debes darle una oportunidad.

Imagen foto_00000016

Dependiendo de las actividades planeadas para esos días, podrás estar en contacto con la naturaleza de noche, hay recorridos a lo ancho de la reserva en los que te maravillarás con la vida nocturna de la flora y fauna del lugar. Por nada del mundo puedes perderte la fogata que organizan pues el espectáculo que da el cielo no tiene comparación.

La comida del lugar es increíble, sencilla pero con todos los ingredientes que hacen despertar tus sentidos y valorar cada sabor que entra en contacto con tus sentidos. Hay horarios para el desayuno, comida y cena. Al ser un lugar relativamente mediano disfrutarás de la cercanía con otros huéspedes.

 Imagen foto_00000017

Así, después de unos días de estar en contacto contigo y con la naturaleza, te sentirás más tranquila, una paz llegará a tu corazón, dejarás la ansiedad y comenzarás a maravillarte con cada flor, cada olor, con cada color que este maravilloso lugar ofrece.

Los precios son accesibles, hay planes de fin de semana que comienzan en $3,000 pesos por persona con traslado y alimentos incluidos. Aquí puedes ponerte en contacto con ellos