Lleva más allá tus ideas: 7 tips para desarrollar tu creatividad

Aunque socialmente la creatividad se relaciona con algunas esferas o profesiones, todos somos creativos, todo depende de los fines que le demos.

Según la revista Iberoamericana de la Comunicación, todos los individuos somos creativos; la creatividad puede ser bloqueada o potenciada de muchas maneras. Aunque algunos consideran que está determinada por la edad, la creatividad no se desarrolla de manera lineal, por lo cual es posible aplicar actividades, métodos didácticos y motivación para incrementarla sin importar la edad.

Hay varios tipos de personas creatividad, la primera de ellas es el solucionador de problemas: es la persona que busca resolver un problema de manera creativa. En segundo lugar encontramos al artista que crea algo, habitualmente entre la estrecha interacción de él con la obra. Por último, pero no menos importante, se encuentran las personas que adoptan la creatividad como estilo de vida, siendo creativos en el trabajo, su hogar y casi cualquier lugar en el que participan.

Camina, camina mucho. Está comprobado que caminar ayuda a que las personas se relajen, y cuando alguien se libera de la tensión es más fácil generar ideas novedosas.

Haz lluvias de ideas. Sin importar qué es lo que quieras solucionar, decir ideas, posibles respuestas o soluciones a algo, hará que puedas encontrar formas creativas de resolver los problemas.

DESCUBRE MÁS:

 

Sé flexible. Hay muchas cosas que ya sean dicho de formas tan variadas o soluciones establecidas que es probable que sientas que ya no hay nada más que decir. Escribe y di cosas que lleven una dirección de pensamiento diferente y que probablemente no tengan sentido, puede que con este ejercicio la solución llegue.

Lee todo lo que puedas. La lectura es una forma de conocer el mundo, imaginar cosas y tener referencias de lo que pasa en lugares que tal vez no conozcas, por ello, leer te abre las puertas a más mundos. Si lees tendrás mayor número de referencias para resolver problemas.

Aumenta tu consumo cultural. Ve a museos, sal al teatro, ve cine comercial e independiente, eso te ayudará a reconocer figuras retóricas, a jugar con los contenidos que ves y usarlos como una herramienta para aumentar tu creatividad.

Plasma tus ideas. Sin importar si son a través de letras o dibujos, plasmar lo que piensas estimula tu cerebro. Aunque los ordenadores y celulares hacen nuestra vida más sencilla, escribir con lápiz o pluma tus pensamientos estimula más tu cerebro que guardar una nota en un dispositivo móvil.

Haz que otros te escuchen. No tengas miedo al ridículo, decirte tus soluciones y pensamientos creativos a alguien más te ayudará a recibir retroalimentación. Recuerda que el exterior tiene las respuestas que necesitas, sólo es cuestión de paciencia para observarlas y llegar a ellas.

La creatividad. conceptos, métodos y aplicaciones. Revista Iberoamericana.