Ignacia Allamand: "Mi relación con la familia o mi pareja es algo completamente privado"

Hace pocas semanas hizo un desnudo que sorprendió, quizás porque algunos piensan que es conservadora, pero nada más lejos de la realidad. ¿Sus amores? Su trabajo como actriz, viajar, la cocina y la belleza.

%%fotocuerpo1%%

MIRA LA SESIÓN DE FOTOS EXCLUSIVA DE IGNACIA ALLAMAD


Por Carolina Palma F.

Cuida mucho sus palabras porque conoce su repercusión; responde tajante; no le gusta criticar, absteniéndose de hablar de los demás. Le gustaría que los homosexuales pudieran adoptar, y no se obsesiona ni con matrimonio ni con hijos. Así es Ignacia Allamand Lyon, a sus 31 años.

Se separó hace un tiempo del actor Thiago Correa, después de un año de matrimonio, debido a una supuesta infidelidad de la cual no le gusta hablar. Pese a todo, se siente fuerte, y se nota en su alegría constante, desde que se prueba la ropa para las fotos hasta que da esta entrevista con algo de temor. Sí, porque le gusta escoger la palabra precisa, ahora más que nunca. Sabe que es hija de un posible presidenciable, el ministro de Defensa, Andrés Allamand.

En materia profesional, ahora la vemos en "Cobre", de Mega, y en "El Reemplazante",  de TVN, donde hizo una escena de sexo que sorprendió a muchos. Ella ni se inmuta. Adelanta que el próximo año estrenará una obra de teatro con Vanessa Miller, sueña con hacer cine y con visitar la India. Vive el presente, pero no como una forma espiritual, simplemente por un tema práctico.

"Verónica Blake", tu personaje en "Cobre", es una mujer ambiciosa y manipuladora, que a través de su belleza busca obtener lo que desea. ¿Tú estás consciente de tu belleza, y lo que puedes lograr?
La belleza es muy relativa, y pasa más por cosas internas que externas. Existen miles de formas distintas de ser bonita, y tal vez antes había una sobrevaloración de eso. Hoy la gente encanta por su forma de ser, de pensar, de expresarse, más que por un tema físico.

Sí, pero me imagino que has sentido que la belleza ayuda…
No sé, es como un poco obsoleto. Por supuesto que la belleza abre puertas, ayuda. Si quieres dedicarte al modelaje, obviamente, tienes que ser armónica. De verdad siento que hoy las personas están más preocupadas del interior que del exterior.

En tu rol en "El Reemplazante" realizaste una escena sexual, algo de desnudo, y la prensa de inmediato lo resaltó. ¿Por qué crees que sorprendió tanto?
¿Se sorprendieron? No sé, quizás hay personas mal enfocadas…

Es que quizás algunos te relacionan con un perfil más conservador, porque tu padre es de derecha, ¿no?
Siempre he sido una persona muy profesional, amo mi trabajo, me encanta lo que hago. En mi caso, siempre he respondido a lo que ha requerido el personaje que estoy haciendo, y esta serie me parece muy seria, busca reflejar la realidad de una forma muy honesta. La escena está dentro de los parámetros que buscan los directores o directores de arte. Es raro que sorprenda, porque la tele está llena de escenas así.

¿Te consideras liberal?
No me considero conservadora ni liberal, y tampoco estoy pendiente de si las cosas que opino se encuadran en una u otra cosa. Sí soy una mujer relativamente cuidadosa con su intimidad, me parece que el cuerpo y la sexualidad tienen que ver con tu intimidad, y ahí tengo algo de recelo, porque exhibir algo tan íntimo gratuitamente no me acomoda. Pero no me parece que esté mal ni que las producciones estén equivocadas, nada que ver, es sólo personal.

¿Influye tu crianza? ¿Cómo fue?

Bien normal, la verdad. A mis 31 años tengo mis propias ideas, mis propias experiencias de vida, y las cosas que pienso se relacionan con mi experiencia de vida.

Pero, por ejemplo, ¿estás de acuerdo con que los homosexuales adopten niños?
Creo que los homosexuales deben ser tratados como el resto de las personas. Si hay un niño que está en un hogar de menores y tiene posibilidad de estar en una familia, esa posibilidad deberían dársela.

¿Te gustaría que se legalizara la marihuana?
La verdad es que no me siento con el conocimiento suficiente, a nivel de estudios, de lo que pasa y de lo que no pasa. Es un tema complicado. Sí creo que el auto-cultivo no debiera ser penalizado, pero me siento ignorante al respecto, porque eso igual puede tener un efecto en la sociedad, en los niños, adolecentes, al igual que el alcohol. No me gusta andar ventilando todo lo que opino con respecto a los temas conflictivos, porque también sé que basta que diga una cosa para que se convierta en otra. Trato de ser cuidadosa con respecto a los temas que no manejo lo suficiente como para expresarlos. Hay que ser súper responsable.

Volviendo al tema de la libertad. Te fuiste a vivir sola a Buenos Aires a los 22 años con un pololo. ¿A tus papás les sorprendió? ¿Te apoyaron?
Es que mis papás me conocen, y esa decisión la tomé de manera muy consciente; siempre tuve el apoyo de mi familia para emprender todas las cosas que he querido, por suerte.

Incluso, tu matrimonio. Te casaste por la iglesia, pese a que alguna vez dijiste que no querías casarte de blanco…
No es tan así. Me refería a que no fue mi sueño de niña casarme. Hay mujeres que desde chicas sueñan con ese momento, y la verdad es que mis sueños iban por otra parte, pero no estaba en contra ni parece malo tampoco.

Después de tu separación, ¿te sientes recuperada?
Lo único que voy a decir al respecto es que estoy bien, es un ciclo cerrado en mi vida y no me interesa escarbar en el pasado.

¿Te gustaría casarte de nuevo?
No tengo idea, no cruza por mi cabeza.

Vives el presente…
Sí. Más que una premisa es una búsqueda, porque no es fácil no proyectarse, especular, entonces es algo que busco hacer todos los días. Es necesario saber que la vida es ahora. Eso te ayuda a vivirla más intensamente o no, depende de cómo venga.

Imagen foto_0000000220121023100546.jpg


Andrés Allamand, ¿sería un buen presidente?
¡Vamos a ver! (ríe).

Tú realmente debes saber…
Es que no sé, es difícil contestar esa pregunta, porque todo lo que diga puede ser usado en mi contra. Creo que él está muy preparado para enfrentar los desafíos de su carrera.

¿Cuáles son sus principales fortalezas?
No sé si soy la indicada para hablar de las fortalezas de alguien a quien le tengo mucho cariño, pero creo que es muy honesto y he aprendido de él, lo admiro mucho. Ese es un valor fundamental en cualquiera, siempre. A veces dicen "ella me gusta porque es honesta", pero eso es una base que se aprende de alguien.

A diferencia de otros políticos…
De otros políticos no voy hablar porque no me corresponde.

Dijiste públicamente que no estabas inscrita en los Registros Electorales. Ahora que hay inscripción automática, ¿vas a votar?
Creo que sí…

¿Por qué ese cambio?
No sé, maduré, parece (se ríe). No sé. Funciono más de la guata, no tengo grandes argumentos para secundar lo que hago y lo que no, lo hago porque lo siento.

¿Te gustaría participar alguna vez en política, desde el lado cultural, quizás?
No tengo esa vocación.

¿No eres crítica tampoco en esta área?
Criticar desde la comodidad de tu casa es súper fácil, entonces la verdad, no. Más todavía criticar públicamente, no es lo mío.

¿Tienes una relación cercana con las parejas de tus padres, con Marcela Cubillos, por ejemplo?
Es que ahí entramos en un área súper personal que tiene que ver con mi familia. Cuando uno elige la vida pública, uno sabe que está expuesta. Y dentro de eso uno dice "esto es mío". Mi relación con mi familia o con mis parejas es algo completamente mío, y privado. Entre más pasa el tiempo, más consciente soy que me gusta mantenerlo así.

Vida de turista

Entonces, pasemos de la intimidad a tus pasiones: viajar y comer. ¡Cocinas mucho!
¡Cocino porque me gusta comer! Viene de los viajes, de que es terapéutico, es creativo.

¿Tomaste cursos?
De cocina natural. En un punto de mi vida estuve súper interesada en todo lo que tiene que ver con la sanación del cuerpo a través de la comida. Efectivamente, si te alimentas bien puedes cambiar tu bienestar.

¿Alguna clave?
Todo es sabido, pero el gran descubrimiento es que la sal hace pésimo para todo. Ya no soy fanática de la sal porque uno descubre los sabores de las comidas cuando se aleja de ella, jamás le agrego más a la comida. La piel se ve súper favorecida.

Estás súper consiente.
Paso por etapas. Algunas veces estoy súper consciente del tema del cuerpo, me gusta desintoxicarme, y en otros momentos ando más gozadora, me gusta comer más cosas ricas.

¿Y ejercicio?
Entreno con un personal trainer. Voy de forma constante, pero a veces una semana estoy en otra y no voy. Me gusta mucho bailar, así que voy donde los Power Peralta. Me gusta una clase que se llama "Girly Style".

¿Y a nivel estético?
Vengo a la peluquería de Edgardo Navarro porque es terapéutico. Cuando uno se cuida hay dos procesos que se activan. Uno es que si te haces un tratamiento en el pelo te queda más bonito, pero también pasa una cosa a nivel emocional, porque el hecho de dedicarte tiempo para ti ya es rico. También voy al Centro de Estética de Miriam Orellana. Me gusta dedicarme tiempo a mí.

¿Tienes rollos con la edad?
No, me siento cero vieja.

¿Y sientes presión por hijos, llevar nietos a la familia?
Para nada. Ahora lo que más me importa es trabajar, hacer lo que me gusta. Todo a su tiempo.

¿Pero te gustaría tener hijos?
No lo sé, no sé.

¿Siguen grabando "Cobre" y "El Reemplazante"?
No, está todo grabado. Ahora preparo un proyecto que me tiene súper entusiasmada, del que no puedo hablar. Lo único que te puedo decir es que implica actuar y viajar.

Tu sueño máximo. Querías ser turista cuando chica…
¡Todavía quiero ser turista!

Si has conocido tantos lugares, ¿por qué no has dicho "me quiero quedar a vivir acá"?
He tenido la suerte de vivir en hartas partes, pero soy una enamorada de mi trabajo, me gusta Chile. Soy muy cercana a mis amigos, a mi familia, le tengo cariño a mi departamento…

Lo tuyo es estar en tránsito, entonces.
Por el momento, sí. ¡Y ojalá tránsitos largos!

Además, está claro que necesitas tus afectos cerca.
Todos necesitamos cariño, apoyo, y necesitamos estar ahí para otros, no sólo que los demás estén para ti. He estado en lugares que digo "aquí quiero vivir algún día", pero como estoy pensando en el ahora no me lo cuestiono más de la cuenta.

¿Cuáles han sido esos lugares?
¡Berlín! Fue amor a primera vista, no sé cómo explicarlo. Es una capital europea relativamente barata en relación a otras, lo que te permite tener acceso a lo que está pasando. Hay muchos artistas, mucha movida cultural. También es un lugar que estuvo dividido hace no mucho tiempo, entonces también hay un cruce cultural; es fascinante, te puedes mover en bicicleta, hay mucho respecto por la libertad del otro, mucha tolerancia…

Acá, ¿falta?
Creo que estamos avanzando. Han pasado cosas que provocan una mayor conciencia, pero uno no tiene que fijarse en el otro, sino en lo que uno proyecta. No me gusta criticar, porque creo que hay tantas realidades, formas de vivir la vida, tantas opciones. A no ser que la crítica sea constructiva, no me gusta.

MIRA LA SESIÓN DE FOTOS EXCLUSIVA DE IGNACIA ALLAMAND