El día que la princesa Diana enfrentó cara a cara a Camilla Parker

Camilla siempre ha sido descrita como la tercera en discordia en el matrimonio de Diana y el príncipe Carlos, sin embargo, este relato da un giro a la historia

El matrimonio de 11 años del príncipe Carlos y la princesa Diana estuvo plagado de escándalos, asuntos sin resolver y el triste hecho de que en realidad no estuvieran realmente tan enamorados como la prensa ilusionaba. El final lo conocemos todos: Carlos y Diana se divorciaron en 1996, un año después, Diana murió trágicamente y hasta 2005, Carlos y Camilla hicieron oficial su relación.

El detonante de la tragedia

Tras el nacimiento del príncipe Harry en 1984, Diana experimentó lo que ella llamó "algunos de los años más felices de su vida", como madre e incluso como esposa. Por desgracia, esta felicidad no duró mucho tiempo ya que en 1986, el Príncipe Carlos inició un romance con Camilla Parker Bowles, con quien ya había "tenido algo" antes de conocer a Diana.

Diana siempre pensó que la relación de Charles y Camilla seguía viva, pues durante la luna de miel, llegó a encontrar fotos de ambos en el diario de su marido. La propia Diana declaró en una entrevista, en 1995, con el periodista Martin Bashir: "hay tres de nosotros", refiriéndose al fracaso detrás de su matrimonio.

Según la biografía de Carlos, escrita por Bedell Smith, todo este capitulo pudo haberse evitado, de no ser por el padre de Camilla, quien forzó el compromiso de Camilla con su novio Andrew, obligando a Carlos a desertar con ella.  Pero desde el principio Carlos no tenía planeado comprometerse con Camilla pues ella tenía un historial con Andrew que mancharía su reputación.

Camilla vs Diana

En la polémica biografía escrita por Andrew Morton, Diana: Her True Story (1992), Diana recordó "uno de los momentos más valientes" de su matrimonio, cuando tuvo un enfrentamiento con Camilla en la fiesta de los 40 años de la hermana de ésta. Era el año de 1989 y después de "unir" el rompecabezas de sus sospechas, Diana se presentó sin previo aviso para conversar con Camilla cara a cara.

Nadie sabía que Diana iba a aparecer (ni siquiera había sido invitada) y en un arranque de impulsividad, la princesa interrumpió una conversación entre Camilla, Carlos y otro invitado. Parecía "muy incómoda y con la cabeza hacia abajo".

"Podía sentir el infierno arder, pero la voz dentro de mí decía, 'sólo ve por ello"", explicó Diana.

"Le dije: 'Sé lo que está pasando entre tu y Carlos y quiero que lo sepas"". Pero la respuesta de Camilla fue inesperada. "Tienes todo lo que siempre quisiste. Tienes a todos los hombres del mundo enamorados de ti y tienes dos hermosos hijos, ¿qué más quieres?", recordó Diana sobre Camilla y luego respondió. "Quiero a mi esposo". Y continuó: "Estoy en medio del camino y debe ser un infierno para los dos pero sé lo que está pasando. No me trates como una idiota".

De acuerdo con un informe del Daily Mail, basado en un relato de una trabajadora de confianza de la princesa, Lady Di llegó a armar un plan para atraer la atención de su marido de vuelta. La princesa habría visitado el departamento de lencería de Harrod para comprar lencería, con la esperanza de impresionar a su marido. Pero cuando este la vio mientras ella lo probaba su nueva adquisición, le dijo: "Te ves ridícula".

Después de aquel encuentro con Camilla, Carlos explotó en furia. "Lloré como nunca antes había llorado", lo que llevó a un radical cambio en su relación, un amorío y un trágico final en aquel puente de París.