Equidad

La controversial verdad detrás de la estatura de Lady Di y Carlos de Gales

Este año se cumplen 20 años de la muerte de Diana y un libro reveló la forma en la que fuimos engañados con respecto a su relación con Carlos

Por Karen Hernández

La Princesa Diana de Gales es sin duda uno de los personajes más queridos de la historia. Su belleza y su simpatía fueron dos cualidades que hicieron de esta princesa, una mujer ejemplo a seguir. Por otro lado, el matrimonio con Carlos también marcó un punto importante en la historia ya que lo que parecía un cuento de hadas, terminó en intrigas y tragedia.

Diana y Carlos fueron una de las parejas más asediadas de su tiempo y una de las primeras en ser "el pan de cada día" de la prensa. Pero justo cuando creíamos saber todo de ellos, un curioso estudio hecho por Philip N Cohen, sociólogo y profesor en la Universidad de Maryland, reveló la forma tan cínica en la que los medios nos engañaron con respecto a la estatura de los príncipes.

       DESCUBRE MÁS

 

Quizá parezca un detalle banal, pero en realidad revela mucho más de lo que crees.  ¿Hasta qué punto los altos mandos utilizan el engaño para 'encajar' en el estándar de poder? Diana y Carlos eran de la misma estatura, se vio en la boda y en cada evento al que asistían, pero ¿por qué hay fotos donde Diana se ve mucho más baja que él? 

Imagen foto_00000018

Se trata de una ilusión de superioridad física que nos venden los altos mandos para denotar superioridad y estatus. El atractivo de Lady Di ya era bastante alto como para también opacar a Carlos con la estatura. Según informes oficiales del Palacio de Buckingham, el príncipe mide 5 pies con 11 pulgadas (1.80 metros), mientras que Diana llegaba a los 5 pies con 10 pulgadas (1.78 metros).

Carlos no era de baja estatura, pero la historia cuestiona mucho sobre la estatura como símbolo de poder y liderazgo. Grandes líderes y personajes históricos de gran importancia como Napoleón Bonaparte, Mozart y Atila el Huno apenas llegaban al 1.50, mientras que Ghandi y Mussolini no llegaban al 1.80 de Carlos.

Cohen se especializa en estudios de equidad/inequidad de raza y género, así como la forma en la que estatura influye en el comportamiento de las parejas. El sociólogo indagó en la pareja real después de armar un collage con fotos de ambos en diferentes situaciones, donde el cambio era notorio.

De acuerdo con la investigación de Cohen, publicada en el libro "The Family: Diversity, Inequality, and Social Change". las imágenes son una muestra clara del machismo en la sociedad ya que "un esposo más alto evoca la imagen del hombre protector y dominante". Mientras que en las fotos papparazzis Carlos se ve ligeramente más bajo que Diana (a pesar de ser una pulgada más alto), en las oficiales le sacaba una cabeza entera a la princesa. ¿La razón? El príncipe se subía en un cajón para verse más alto. Esto sin duda reafirma la postura que siempre se ha tenido en cuanto a que la mujer es el sexo débil y que el hombre es quien debe dominar. "Estamos acostumbrados a demostrar el papel que juega cada género en la sociedad", afirmó el sociólogo para el diario El País.

Y es que socialmente, estamos atenidos a imposiciones sociales, donde el hombre debe ser alto y musculoso para 'proteger' y dominar a su 'damisela en peligro'. Pensar en una pareja que no cumple con esto, es invertir los papeles de una forma que no es socialmente aceptada. Siendo Carlos el príncipe heredero al trono y Diana una princesa-plebeya, ¿cómo iba a ser menos que ella?. 

 

 

Pero ¿por qué vivir con el estigma de que una mujer no puede salir con un hombre más bajo que ella? Si de romper el estereotipo se trata, y hablando de los altos mandos, el ejemplo lo dan Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, mandatarios franceses donde ella, como buena ex super modelo, tiene una complexión más alta que su marido.

 Imagen foto_00000019

 Carla Bruni y Nicolas Sarkozy

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram

Síguenos en Twitter