Salud

Tips básicos para comenzar tus clases de natación

Practicar natación es increíble, pero puede resultar un problema para aquellas personas que están extremadamente preocupadas por la higiene

Por María Briones

Practicar natación puede ser muy complicado para algunas personas, pero sin duda es algo que vale la pena intentar.

DESCUBRE MÁS

 

Tener que usar un traje de baño en frente de desconocidos causa un poco de vergüenza, así como no saber flotar o nadar bien. Otra inquietud importante es pensar que estamos compartiendo la misma alberca con una gran cantidad de personas que acuden diariamente. 

Y es que si bien todos los gimnasios tienen estrictas reglas de higiene para mantener los equipos y los espacios libres de bacterias, las personas no siempre respetan las normas establecidas.

Aquí te comparto algunas cosas que debes tener en cuenta si es que vas a comenzar a practicar natación.

El mundo está lleno de bacterias y las albercas no se salvan de ellas, porque aunque hay un reglamento para introducirse al agua, a muchas personas se les hace fácil ignorarlo. Todos deberían bañarse antes y después de entrar a la alberca, también usar un traje de baño limpio, llevar el cabello bien asegurado en el gorro plastificado y por ningún motivo usar la alberca como baño.

Yo confío en que la gente es educada, pero aplica todos los cuidados que a continuación te comparto:

He visto personalmente el uso que las mujeres le dan a las toallas en los vestidores, por lo que les aseguro que más de una práctica sería motivo de preocupación para cada una de ustedes. Es molesto cargar tantas cosas para ir a entrenar, pero así estarás completamente tranquila con respecto a la higiene de tus cosas. 

Tus sandalias son parte fundamental, si no las usas no solo podrías adquirir alguna infección en los pies, también podrías resbalar y caer. También es importante llevar crema humectante, jabón para el cuerpo y champú. Después de salir de la alberca, que contiene muchos químicos aparte del cloro, tu cabello estará seco y tu piel muy reseca, así que debes enjuagar y humectar todo tu cuerpo.

Pruébate todos los trajes de baño que sean necesarios, hasta que encuentres uno que te guste mucho. Ir a comprar un traje deportivo es complicado porque son caros y debes encontrar uno que te ajuste perfectamente. Yo me probé diez, pero quedé muy satisfecha con lo que compré. ¿No quieres perder el tiempo probándote varios trajes de baño? ¡Tienes que hacerlo! Solo así tendrás uno que te permita nadar con comodidad.

No te preocupes por usar un traje de baño frente a desconocidos. Cuando acudas por primera vez, te darás cuenta que hay gente con diversos tipos de cuerpo y a nadie le importa fijarse si eren dlgada o curvy. Todos tienen la mente fija en su entrenamiento. Te debes sentir feliz con tu cuerpo y muy orgullosa de ti porque vas a ejercitarlo.

Tampoco te aflijas por no saber nadar. En los gimasios que ofrecen clases de natación encontrarás de todo: nivel experto, medio y básico. Eso nunca debe ser motivo de vergüenza, nadie te va a criticar o señalar porque no sabes. 

Después de una hora nadando, sales agotada y también muy hambrienta. Es importante que lleves agua, suero con electrolitos y frutos secos para recuperar energía.