5 formas en que el yoga te ayudará a correr mejor

La velocidad versus la tranquilidad. Aquí te contamos cómo estas dos disciplinas se conjugan para sacar lo mejor de ti.

Correr nunca ha sido lo mío. Calzarme las zapatillas y avanzar a toda prisa por calles y parques no me resulta gratificante, sin embargo en el yoga encontré una forma de relajación, meditación (y también de ejercicio), que sí se relacionaba con lo que necesitaba.

Subirme al mat y practicar las distintas asañas, no calzaba con el running, pero esta visión cambió cuando con una amiga, hablando de ejercicios previos al verano, comentamos sobre  los beneficios que pueden encontrar los corredores al iniciarse en esta sutil disciplina.

Sin lesiones

Para nadie es desconocido que el yoga te ayuda a elongar. Tampoco es desconocido que los runners, al estar en carreras extensas e intensas, son propensos a sufrir lesiones. La constancia, al mantener las asanas,  te hace avanzar de forma suave y progresiva.

Claro, tal vez al principio sientas algunas molestias, pero estas desaparecerán con el paso del tiempo. Verás que la elasticidad que adquiriste en tus prácticas yoguis no desaparecerá y te ayudará a sufrir menos después de cada carrera.

Mantente activo

Si eres de los corredores que arrancan del mal clima y solo salen en verano, la práctica de yoga te permite seguir activo incluso en espacios reducidos y en temporada de invierno. Solo con el mat y alguna música que sea relajante, puedes estar horas practicando tus posturas…¡y verás como quedas de agotado!

Ejercita tu paciencia

141266537680ea5e2269fz660x650.jpg

©matthewphotography/Flickr

La velocidad que requieres para correr viene de la mano con una gran disciplina. En el yoga encontrarás más de esto, ya que hay asanas que demoran años en ser realizadas de forma correcta. Aquí no importa ser el primero o tener la mejor marca. Enfócate en ti mismo y verás cómo es de gratificante.

Varía la intensidad

Si ya estás practicando ambos ejercicios, siempre es bueno variar la intensidad con la que los realizas. Cuando estés tratando de aumentar el kilometraje de tus carreras, podrás realizar sesiones de yoga mucho más relajadas, y si estás en un tiempo suave a la hora de correr, podrás aumentar la intensidad de tus elongaciones. Solo así lograrás resultados permanentes y evitarás lesiones.

¡Disfruta!

107889865659a88465a05c660x650.jpg

©Armando Lobos

Hacer ejercicio nos da felicidad. Por mucho que nos cueste levantarnos de la cama, siempre terminamos agradeciendo por esa hora en la que movemos nuestro cuerpo y terminamos cansados pero satisfechos.

Si eres de los que practican running hace algún tiempo y quieres probar los beneficios del yoga, apúntate. Y si eres de las personas como yo, que solo realizan ejercicios suaves, quizás con esta pequeña lista te aventures a correr, y te des cuenta que ambas disciplinas se complementan de maravilla. ¿Qué esperas?