Joyas conceptuales que almacenan energía humana

Piezas que son al mismo tiempo arte conceptual y wearable tech, capaces de almacenar energía y emplearla en otros dispositivos.

Estas joyas son más que accesorios. Son arte conceptual que podría funcionar como una solución a la crisis energética del planeta: wearable tech para almacenar y reutilizar energía humana.

No se trata de un producto comercial, sino de un concepto desarrollado por la artista y diseñadora Naomi Kizhner, con base en Jerusalén. El proyecto se llama Energy Addicts: joyería adherida a la piel, que recolecta energía para después transferirla a otros dispositivos.

Naomi explica su propuesta de esta forma:

La colección es más bien especulativa, pero en un caso extremo, nosotros, nuestros cuerpos, seríamos capaces de generar energía. Los dispositivos están hechos para almacenar energía, y a través de puertos, pueden transferirla y hacer funcionar cualquier dispositivo.

Estas extrañas joyas que se incrustan en la piel y que nos hacen pensar en moda y ciencia ficción, están disponibles en tres versiones. Una de ellas se lleva en la espalda, de donde toma la energía (enviada desde el cerebro mediante señales eléctricas).

Otro de los modelos se coloca en el antebrazo para recolectar energía del flujo sanguíneo, mientras que el tercero se usa entre las cejas y almacena la energía del parpadeo involuntario.

Para promover su colección de joyas energéticas, Kizhner produjo este video que me hace pensar un poco en los teasers de American Horror Story:

[vimeo]http://vimeo.com/100335206[/vimeo]

La iniciativa es inteligente, reflexiva, e incluso podría encontrar aplicaciones reales, más allá del plano conceptual. Sin embargo, si se trata de adquirir una pieza de wearable tech, definitivamente me quedo con el vibrador-collar que les mostré la semana pasada.