Makeup

Cómo aplicar la máscara de pestañas correctamente: 3 trucos fáciles y efectivos para lograrlo

Si sigues los consejos en este artículo, conseguirás tener una mirada despierta y hechizante.

Aplicar la máscara de pestañas puede ser un reto, pero hay varios trucos que facilitan el trabajo

Aplicar máscara de pestañas es parte de la rutina diaria de maquillaje de la mayoría de las personas en todo el mundo, pero solo porque lo hagan todo el tiempo no quiere decir que no sea un rato.

La distribución de este producto siempre debe hacerse de una manera muy cuidadosa para evitar manchar los párpados o se amontonen grumos en las pestañas que arruinen el acabado final.

3 trucos sencillos para aplicar la máscara de pestañas adecuadamente

Por fortuna, hay algunos trucos que facilitan la tarea de ponerse rímel y ayudan a tener una mirada de impacto. Sigue leyendo para conocer tres que además harán a tus pestañas lucir más largas y gruesas.

Haz movimientos zigzagueantes

Algo que muchas mujeres desconocen es que la manera correcta de aplicar rímel en las pestañas es de hecho con movimientos zigzagueantes y no de manera recta para evitar formación de grumos.

Aplicar la máscara en zigzag también permite que no se acumule producto. Los expertos aparte aconsejan aplicar una capa y, antes de secarse, cepillar otra vez para que se fije uniformemente.

Aplica el rímel arriba y abajo

Aunque hay muchos productos que prometen dar la ilusión de un mayor espesor en las pestañas, hay una manera de conseguirlo usando solo el rímel que tengas en tu neceser para cosméticos.

El truco para lograrlo consiste en aplicar la máscara por ambos lados; es decir, tanto por arriba como por abajo con el aplicador en zigzag. El proceso se puede hacer antes y después del rizar las pestañas.

Aplicar la máscara de pestañas puede ser un reto, pero hay varios trucos que facilitan el trabajo

Usa polvo traslúcido antes

El tercer consejo infalible para lograr unas pestañas más gruesas y largas es usado por los expertos en maquillaje: distribuir un poco de polvo traslúcido en ellas antes de aplicar la máscara.

El resultado final será de impacto y te demostrará que la magia no está en las marcas, sino en sencillos trucos como este. Por último, recuerda cambiar tu rímel cada seis meses.

Tags

Lo Último


Te recomendamos