Moda y Belleza

Disminuye los poros abiertos con esta rutina de mascarillas frías

Estas mascarillas te ayudarán a lucir una piel luminosa

La salud de nuestra piel es sinónimo cuidado y hay señales que indican que algo puede estar fuera de orden. Las manchas, granos y puntos negros son nuestro dolor de cabeza diario, producto de los poros abiertos.

Aunque los poros nunca estarán cerrados, cuando están muy dilatados dejan espacio para que las impurezas a las que nos vemos sometidas cada día se alojen en estos orificios, provocando la aparición de los puntos negros.

¡Tranquila! Que en Nueva Mujer sabemos cómo darte buenas noticias, y la realidad es que con unas simples mascarillas frías podrás volver a tener una piel totalmente limpia.

Cubitos de aloe vera para combatir poros abiertos

El aloe vera o sábila es una planta que, a lo largo de la historia, ha sido utilizada para diferentes remedios caseros y es el principal ingrediente de varios fármacos y cosméticos.

Esto debido a sus múltiples propiedades y beneficios que tienen como objetivo limpiar nuestra piel, ayudar a cicatrizar heridas y mucho más.

Para esta mascarilla necesitamos una penca de aloe vera, un cuchillo, una cuchara y una hielera.

Con el cuchillo removemos la concha, dejando sólo la pulpa, usando la cuchara llenaremos cuantos cubos podamos en la hielera con el aloe vera y lo guardamos en la nevera hasta que se vuelvan cubitos de hielo.

Antes de dormir, enjuagamos muy bien nuestro rostro con agua y jabón y luego secamos.

Luego, usamos un cubito y lo pasamos por nuestro rostro delicadamente de manera circular, haciendo presión en las partes más afectadas de nuestra piel.

Una vez que se derrita el cubo y nuestra cara esté cubierta de aloe vera, dejamos que la mascarilla actúe por media hora y luego removemos con mucha agua.

Repetir esta mascarilla al menos tres veces a la semana.

Dile ¡Adiós! A los poros abiertos con la mascarilla de pepino

El pepino es otra de las fuentes naturales con mayor cantidad de nutrientes, además de ser excelente para la regeneración celular.

Para disfrutar de los beneficios del pepino no sólo lo pondremos en los ojos como o hemos visto tantas veces en películas, pues la idea es que todo nuestro rostro se vea beneficiado de sus bondades para cerrar poros abiertos.

Simplemente necesitaremos de un pepino y una cucharadita de miel para nuestra receta de belleza.

Vertemos el vegetal en la licuadora junto con la pequeña dosis de miel y licuamos hasta que quede una papilla.

Luego, refrigeramos en la nevera, pero sin dejar que congele, pues sólo nos interesa que esté fría pero moldeable.

Al igual que con la mascarilla de aloe vera, enjuagaremos muy bien nuestra cara y procederemos al tratamiento de belleza.

Untamos la mascarilla de pepino por todo nuestro rostro mientras aún está fría y hacemos presión en las partes más afectadas.

Dejamos actuar durante una media hora antes de removerla con abundante agua.

Con dos o tres veces a la semana que repitamos esta acción será suficiente para purificar nuestra piel y librarnos de las impurezas y a los poros abiertos de nuestro rostro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos