Tratamientos capilares para hidratar el cabello seco naturalmente

Los ingredientes básicos son el yogur, la miel o el aceite. Todos fáciles de conseguir.

Un cabello sin brillo y con las puntas abiertas refleja una mala imagen personal. Si sufres de cabello seco puedes hidratarlo de forma natural y con fáciles remedios que quitan poco tiempo en su elaboración.

La salud capilar también depende de la cantidad de grasa que las glándulas sebáceas del cuero cabelludo producen. Es a través de esta grasa que el cabello se nutre e hidrata y, por lo tanto, luce con brillo.

Por lo tanto, un cabello sano es aquel en el que las fibras de queratina están en buen estado y las glándulas sebáceas producen la cantidad justa de grasa. El cabello seco, pues, es aquel que presenta problemas en uno de los dos factores.

Los tratamientos capilares naturales son la mejor opción del momento y se han vuelto muy populares entre las celebridades como Kim Kardashian y Selena Gómez, entre otras.

Y es que estos tratamientos naturales no contienen ingredientes químicos que pueden perjudicar al cabello a largo plazo.

Ahora, puedes despedirte del cabello seco y darle suavidad y el brillo perdido usando ingredientes que de seguro tienes en la cocina, además de ser económicos.

Aloe vera y aceite de almendras

El aloe vera ayuda a mantener la hidratación natural del cabello, también lo protege del daño del sol. El aloe vera ayuda a mantener la hidratación natural del cabello, también lo protege del daño del sol. - Pixabay

El aloe vera es rico en vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas y antioxidantes. Además de mantener la hidratación natural del pelo, también lo protege del daño de la exposición al sol.

A su vez, el aceite de almendras contiene ácido láurico que presenta una gran afinidad con la estructura del cabello, de modo que puede prevenir su maltrato.

Preparación:

– Primero, mezcla ambos ingredientes a partes iguales y hasta que se integren bien.

– Aplicar y dejar actuar toda la noche en el cabello. Por la mañana, lávalo con agua tibia.

Aguacate y plátano

El aguacate es rico en vitaminas A, B, C, E, y K, así como una gran variedad de minerales que benefician al cabello. El aguacate es rico en vitaminas A, B, C, E, y K, así como una gran variedad de minerales que benefician al cabello. - Pixabay

El aguacate es rico en vitaminas A, B, C, E, y K, así como una gran variedad de minerales. En cambio, el plátano contiene vitaminas A, C, E, y minerales como el potasio y el zinc.

Estos alimentos son ricos en nutrientes para cuidar e hidratar el cabello. Aportan suavidad y brillo, además de nutrir el folículo piloso.

Preparación:

– Tritura un plátano con medio aguacate y, luego, extiende la mezcla homogénea por todo el cabello.

– Deja actuar el tratamiento por 30 minutos y lava el cabello con un champú de tu preferencia.

Vinagre y aceite de médula

El vinagre regula el Ph del cabello, además de limpiarlo de posibles contaminaciones. También sirve para eliminar la caspa que hace que el pelo parezca más seco y sin brillo.

Preparación:

– Mezcla un poco de vinagre con dos vasos de agua y dos gotas de aceite de médula, y limpia el cabello todos los días con la mezcla. Enjuaga bien la melena después del lavado con vinagre.

Miel de abeja y yogur

El yogur en especial es rico en vitaminas del grupo B y minerales como el zinc, el magnesio y el calcio, los cuales nutren el cuero cabelludo desde la raíz. Este producto es un gran aliado para reparar el cabello seco y maltratado.

A su vez, la miel es un producto rico en vitaminas, minerales y enzimas. Es beneficiosa para todo tipo de cabello.

Preparación:

– Primero, mezclar un yogur con una cucharada de miel.

– Luego, aplica en el cabello seco y deja actuar 30 minutos. Para finalizar, lava la melena con un champú de tu preferencia.

Jugo de limón y aceite de oliva

El aceite de oliva también nutre en profundidad y repara el cabello dañado. El aceite de oliva también nutre en profundidad y repara el cabello dañado. - Pixabay

El aceite de oliva nutre en profundidad y repara el cabello dañado. Mientras que el limón aporta brillo y complementa el exceso de grasa del producto anterior.

Este tratamiento es antioxidante y reparador del cabello seco, maltratado y sin brillo.

Preparación:

– Mezcla 3 cucharadas de aceite de oliva con el jugo de un limón.

– Aplicar por todo el cabello la mezcla y dejar actuar aproximadamente 1 hora o bien toda la noche si es posible.

– En la mañana, lava la melena con un poco de agua tibia y luego champú de tu preferencia.

Mas de este tema:

4 trucos infalibles combatir el frizz del cabello en esta época de lluvia

Cortes de pelo para mujeres con cara redonda decididas a renovar su imagen

Peinados elegantes con trenzas para afinar el rostro que dominan en el otoño