5 formas en las que tu adicción al celular está arruinando tu vida

Pasar demasiado tiempo en tu celular complica las cosas en tu vida

Si bien es cierto que la tecnología nos ha facilitado la vida en muchos sentidos, también ha provocado daños que a veces pasamos por alto. Y es que mientras que un celular nos conecta de forma inmediata con personas a miles de kilómetros o nos da las noticias al momento, tenerlo todo el tiempo en la mano puede hacerte un gran daño.

Aquí hay algunas formas en las que tu adicción al celular puede arruinar tu vida.

Problemas de sueño

Seguramente antes de dormir te quedas en la almohada revisando tus redes sociales pero debes saber que la luz brillante afecta la calidad de tu sueño.  Usar tu teléfono antes de acostarte puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño debido a la luz azul que emite, además de que si lo haces en la oscuridad, terminarás dañando tus ojos.

La gente espera que estés en línea 24/7 

Uno de los males de nuestra época es que trabajemos horas de más debido a que los jefes asumen que estamos conectados 24/7 (porque obviamente todos tenemos el celular en la mano y con Internet). Lo mismo pasa con nuestras amistades, que esperan que contestemos el mensaje al momento.  El no contestar, puede provocar malos entendidos y problemas que no ocurrirían si usaramos la tecnología con moderación.

Pueden arruinar las relaciones románticas.

Las relaciones han cambiado con los teléfonos inteligentes, comenzando por la forma en la que conocemos nuevas personas y tenemos citas. Nuestra adicción al celular ha provocado que nos preocupemos más por mostrar una imagen de relación perfecta que disfrutarla en la vida real. Además, las redes sociales han provocado muchas malos entendidos entre parejas, provocando peleas sin sentido por "likes" o comentarios de alguien que no eres tú. Irónicamente, la tecnología celular ha provocado que haya menos comunicación entre parejas que están más metidos en la pantalla que en la interacción real.

Y daña amistades

 

Las relaciones de amistad también se ven afectadas por la adicción al celular y gran parte de eso es por la forma en la que ahora nos comunicamos. Los mensajes llegan rotos ("a mí no me avisaron del plan"), hay peleas por celos ("¡por qué no me invitaste a esa fiesta, te vi en una foto!"). Y sí, las reuniones se vuelven cada vez más aburridas porque todos están en sus celulares en vez de convivir. Además, muchos asumen que ya no necesitan verse en persona porque ven todo lo que hacen con sus vidas a través de la pantalla.

Tu autoestima y valor se reducen a lo que digan tus redes sociales

Las redes sociales impactan nuestra confianza. Todos buscamos aprobación de otros, aún cuando son desconocidos o personas con las que no tenemos amistad. Tendemos a comparar nuestras vidas a través de lo que vemos en pantalla y no cuestionamos si es verdad o no. Muchas veces llegamos incluso a mentir con tal de ser parte de algo. La adicción al celular sólo nos lleva a medir nuestro valor por la cantidad de contactos que tengamos, por los mensajes que nos lleguen y los "likes" que lluevan en nuestras fotos.

Te recomendamos en video