5 consejos para prevenir las arrugas mientras duermes

Sí, las arrugas pueden formarse en la noche pero puedes evitarlas

No es mentira cuando dicen que el sueño es reparador y es que es el momento perfecto para "curar" todos tus males.  Una de las cosas que enfrentan las mujeres es la apreición de arrugas y aunque no lo creas, éstas suelen formarse hasta cuando duermes, ¿sabes cómo prevenirlas?

Las arrugas son causadas por la pérdida de colágeno y elasticidad, lo que reduce el volumen de la piel. Pero aplicar presión repetida (como dormir con el lado de la cara sobre una almohada) o movimientos musculares (como reír y entrecerrar los ojos) contra el colágeno promoverá su descomposición, lo que eventualmente conducirá a líneas visibles.

Estas son cinco formas en que puedes prevenir las arrugas mientras duermes.

Duerme sobre tu espalda

Dormir boca abajo o de lado significa que hay una presión constante en la cara. Con el tiempo, esta acción producirá líneas de sueño no deseadas. Puede remediar esto durmiendo boca arriba, de esta manera no aplicará ninguna presión en la cara. Sin embargo, para muchas personas, esto puede ser incómodo y no puede controlar su movimiento involuntario de sueño que lo lleva a una posición lateral o estomacal. Pero puedes practicar y acostumbrarte con el tiempo.

Cambia tu funda de almohada

Si simplemente no puede sentirse cómodo durmiendo boca arriba, aún puede evitar esas arrugas inducidas por la funda de almohada al cambiar de algodón a seda o satén. Con una funda de almohada de seda, su piel se desliza sobre la almohada. En otras palabras, hay menos tracción y su cara no se "contraerá" como lo hace en una almohada de algodón.

No duermas sobre tus manos 

Otro error común es dormir con las manos presionadas contra la cara. Al igual que la franela o las sábanas de algodón más gruesas, nuestra piel agarra superficies más rugosas y arrugas con presión lateral, incluso nuestras manos a lo largo de la piel del rostro. Es mejor que la piel del rostro evite el contacto con otras superficies durante el sueño, manteniendo la cara y la cabeza elevadas con una almohada y usando una cubierta sedosa que minimice los tirones y los roces en la piel.

Usa crema de noche

Las cremas de noche son lociones pesadas y ultrahidratantes que probablemente no podrías usar durante el día (el brillo es una cosa, la grasa es otra). Elija uno que contenga ácido hialurónico, que ayuda a rellenar y reafirmar la piel.

Duerme con una almohada extra firme

Asegúrate de dormir con una almohada extra firme y coloque estratégicamente su cabeza de manera que la mitad inferior de su cara esté literalmente fuera de la almohada. Por lo tanto, la cara no se aplana como un panqueque.

 

Te recomendamos en video