Moda y Belleza

Mushroom Blonde, el tono ideal para disimular las canas

Es ideal si quieres disimular las canas sin tener que teñirte todo el rato.

Si quieres apostar a un cambio de look que esté de moda y que, además, sea el rubio ideal si tienes el pelo castaño y entonces apura en hacer la cita y pedirle a tu peluquero el Mushroom Blonde.

Este tinte además es perfecto si quieres disimular las canas sin tener que teñirte todo el rato.

El Mushroom Blonde se trata de un nuevo rubio grisáceo que arrasa en las redes sociales y se consique con la etiqueta #mushroomblonde. Es color es un tono intermedio entre el rubio oscuro y el brunette o castaño medio.

Este nuevo color de moda tiene subtonos ceniza, en vez de dorados o caramelo.

Sus bondades

El Mushroom Blonde es perfecto es de larga duración y bajo mantenimiento.

La técnica ideal para lucirlo es el ombré.

La raíz se mantiene en el tono natural y el rubio frío se difumina hacia las puntas.

Bastará con que lo refresques cada cuatro o seis meses en el salón.

Es muy luminoso, y su acabado blanquecino como el color blanco sucio de un champiñón, disimula perfectamente las canas.

A quien le va

Este color que también se le conoce como rubio seta es el tono de transición ideal para las morenas o castañas que deseen suavizar sus rasgos: las bases oscuras ganan luminosidad por el contrapunto metálico que le dan los subtonos ceniza, que funcionan casi como un reflejo plateado.

Si eres rubia y quieres experimentar con tonalidades oscuras, el Mushroom Blonde también es para ti. Funciona muy bien en melenas de base clara que buscan un contraste frío y una apariencia menos cándida.

El color

Al contrario de los reflejos miel o toffee, el rubio hongo no brilla con el clásico glow dorado. Sus matices son fríos y su acabado es opaco, como el acero. Por eso es perfecto para disimular las puntas abiertas sin necesidad de cortar la melena, porque unifica todo el largo con un efecto metalizado que no refleja la luz.

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos