Cómo preparar crema casera con vitamina K para combatir las ojeras oscuras y moretones

¿Sabías que la vitamina K para ojeras es uno de los mejores remedios para reducirlas?

Te enseñamos cómo preparar crema casera con vitamina K para combatir las ojeras.

La deficiencia de vitamina K puede resultar en la aparición de moretones o hematomas, problemas de sangrado por la lentitud de la coagulación.

¿Sabías que la vitamina K para ojeras es uno de los mejores remedios para reducirlas?, también funciona muy bien con moretones. Puedes aprovecharla consumiendo alimentos ricos en esta vitamina y en una crema casera.

Primero es bueno conocer para qué sirve la vitamina K. Debes saber que es conocida como la “vitamina de la coagulación”, esto quiere decir que sin ella la sangre no lograría hacer este proceso.

La deficiencia de vitamina K puede resultar en la aparición de moretones o hematomas, problemas de sangrado por la lentitud de la coagulación de sangre y aumento de los riesgos de sufrir osteoporosis.

Te presentamos cómo hacer una crema con vitamina K casera:

Ingredientes:

– Tres cucharadas de crema base

– 3 gotas de aceite de almendras

– Una gota de vitamina K (líquida o extraída de una cápsula)

Preparación:

– Toma un envase pequeño limpio, puede ser de alguna crema que se terminó o puedes adquirirlo en tiendas donde venden envases.

– Agrega la crema base, una de las más usadas en la lanette, pero también existen otras variedades. Podrás encontrarlas en tiendas online o espacios especializados en ingredientes de preparaciones cosméticas.

– Luego agrega el aceite de almendras y vitamina K, mezcla y aplica en cualquier parte del cuerpo. Esta crema que contiene vitamina K es muy fácil de preparar y aunque sus ingredientes pueden parecer extraños a primera vista, los encontrarás rápidamente y a buen precio.

En que alimentos también se encuentra la vitamina K:

Disfruta al máximo los beneficios de la vitamina K agregándolos en tus platos del día a día. Conoce dónde se encuentra la vitamina K para hacer esos pequeños cambios que tu dieta necesita:

– Hojas verdes

La col, espinaca, hojas de nabo, perejil, lechugas y hojas de mostaza son alimentos fáciles de incorporar en tu dieta y de los alimentos que contienen vitamina K más recomendados por sus altas dosis.

– Verduras crucíferas

Existen muchas opciones: el repollo, coliflor, brócoli y las coles de Bruselas. No todas son queridas por su sabor y aroma particular, pero sí son opciones muy nutritivas que no pueden faltar en tu dieta por ser alimentos ricos en vitamina K.

– Pescados azules

No sólo son ricos en Omega 3, los pescados azules también contienen vitamina K. La carne de res, hígado, huevos y cereales también son opciones a tener en cuenta.

Mira estos 8 tips de maquillaje para mujeres con cabello negro

Sácale provecho a este increíble color de cabello con estos geniales consejos.

Te recomendamos en video