Secretos de la limpieza de brochas que debes conocer

Compartimos contigo algunos tips básicos para mantener siempre limpias y en forma tus brochas de maquillaje

El continuo uso de las brochas de maquillaje las convierte en un nido de bacterias y restos de células muertas que pueden causarte imperfecciones a largo plazo. Es por ello que a continuación te presentamos algunos tips infalibles para mantener tus brochas limpias y en perfecto estado para proteger tu piel.

Brochas set

Set de brochas
24 piezas
De: $500.00 (-50%)
A solo: $249.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg

El ritual de la limpieza de brochas debe convertirse en un hábito y por lo menos debes realizarlo cada mes para evitar que acumule más y más suciedad al interior de las cerdas.

Consigue un buen limpiador

En Internet puedes conseguir limpiadores específicamente diseñados para este fin, sobre todo para aquellas brochas que son de un material sintético, aunque se pueden utilizar para todos los materiales. Procura no utilizar mezclas caseras con vinagre o jabón lavaplatos, pues las desgasta más rápido.

Atención al lavado

Los movimientos deben ser en forma circular (con agua tibia) y muy suaves ya sea en la palma de la mano o sobre un ‘brushegg’, siguiendo la dirección natural de su forma para no deformarlas.

Brushegg

 

Brushegg
Limpia brochas
De: $99.00 (-80%)
A solo: $19.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg

El secado es básico

Debes realizarlo de manera horizontal luego de regresarlas a su forma original “moldeándolas” con la mano. Coloca las brochas de forma horizontal para evitar que el pegamento se derrame hacia las cerdas y tus brochas se conviertan en un caos.

Identifica cuándo debes cambiarlas

En el mercado existe una cantidad enorme de tipos de brochas y de calidad, es por ello que dependiendo de esto es el cuidado que debes tenerles y la frecuencia con la que deberás cambiarlas, pero una forma de saber que ya hace falta hacerlo es cuando comiences a notar que no se limpian bien, cuando lucen maltratadas o deformes e incluso cuando ya no dan los resultados que necesitas.