Reutiliza y rediseña

Pueden hacer más pequeñas para compras chicas o más grandes para llevarlas al supermercado.

Como lo nuestro es el reciclaje, no somos amigas de las bolsas plásticas. Su impacto ambiental es muy grande, tardan casi medio siglo en degradarse, están hechas de sustancias derivadas del petróleo, además de consumir gran cantidad de energía para su fabricación.

Por eso, hoy queremos [email protected] a que estampen su propia bolsa, le den su sello particular, y la lleven siempre con ustedes para que cuando tengan que hacer alguna compra, ayuden a seguir reduciendo el uso de las de plástico.

Materiales

Bolsa de tela

Un taco de madera

Tallarines

Cola fría

Cuchillo cartonero

Pintura de tela

Brocha

slide1be1.jpg

Consejos

Lo primero es fabricar el timbre, para eso, deben pegar con cola fría  los tallarines sobre el taco de madera y cortar los sobrantes con un cuchillo cartonero. Pueden elegir la composición que quieran, nosotros los pegamos en diagonal.

Luego pongan un cartón dentro de la bolsa para evitar que se traspase la pintura al momento de aplicarla.

Ahora pueden comenzar a estampar. Elijan un color de pintura para género y con una brocha pinten el timbre. Es más conveniente hacerlo con una brocha grande para aplicar el color de una sola vez en todos los tallarines, así la pintura no se secará antes de apoyarla sobre la tela. Presionen el timbre sobre la bolsa. Para nuestro diseño repetimos varias veces el timbre de manera que generamos un patrón de rombos.

Para darle un toque diferente, dibujamos un pequeño corazón rojo en una de las esquinas.

slide2be1.jpg

Una vez seca está lista para usar.

Pueden hacer más pequeñas para compras chicas o más grandes para llevarlas al supermercado.

Si les gustó este proyecto y quieren probar con otros timbres caseros para estampar sus bolsas, pueden sacar ideas de  “un sello propio (literalmente)”  o  “recicla, reutiliza, rediseña”.