México

Katya Echazarreta: La mujer que cambió el rumbo de la historia para las mexicanas y el género femenino

Katya Echazarreta se convirtió en la primera mujer mexicana en llegar al espacio.

Katya Echazarreta: La mujer que cambió el rumbo de la historia para las mexicanas y el género femenino

El 4 de junio de 2022, Katya Echazarreta con tan solo 26 años de edad, cambió el rumbo de la historia al convertirse en la primera mujer mexicana en ir al espacio y la única tripulante del género en la Misión New Shepard NS-21 de Blue Origin.

Los ojos del mundo voltearon hacia un mismo lado, una joven que emocionada cumplía sus sueños, pero no solo eso, también se convertía en un parteaguas para que otras mujeres lucharan por sus sueños y tuvieran mayores y mejores oportunidades, sobre todo, en el sector de la ingeniería donde el género femenino representa entre el 20 y 22% de la fuerza laboral.

Echazarreta platicó con Nueva Mujer y desde que era una niña había soñado con trabajar en la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), y esa promesa que se hizo de pequeña, la mantuvo al crecer, aun después de mudarse de su lugar de origen, Guadalajara, Jalisco hasta California con su familia.

“Llegar a la NASA siempre ha sido mi sueño, desde que yo era niña. Yo ya había decidido que yo quería trabajar en el laboratorio de propulsión de la NASA”, contó Echazarreta, explicando emocionada que, este laboratorio ubicado en Pasadena, California aguarda misiones icónicas para los ingenieros espaciales como ‘Voyager’, ‘Cassini’ y ‘Galileo’.

La ingeniera también platicó acerca de las dificultades que las mujeres enfrentan en las carreras de ingeniería. “Es algo muy difícil estar estudiando ingeniería y ser mujer y ser mexicana, porque no te toman en serio, no creen que deberías estar ahí, no creen que te lo mereces. Muchos profesores también te pueden decir cosas muy, muy dolorosas”, agregó que también había profesores que llegaban a correr a las mujeres de sus clases, como si se tratara de una película de los años 60.

Pero esto no es todo, pues con toda esta presión, Echazarreta vivió momentos de duda, donde pensaba que quizá no saldría de ahí ni podría graduarse, pero un día sucedió la llamada que lo cambiaría todo, la oportunidad de pertenecer al lugar que tanto había anhelado.

“Para mí llegar a ese punto en el que me ofrecen esa entrevista, yo me acuerdo que yo empecé a llorar así, feo, porque no era tanto la entrevista, sino finalmente sentir que este lugar que siempre ha sido tan importante para mí, me ha visto a mí”, comentó emocionada Echazarreta.

Katya Echazarreta y el equipo con el que trabajó.

Pero entrar en un mundo liderado por hombres no fue una tarea sencilla, pues tuvo que vivir algunos episodios sumamente complicados y llenos de discriminación. “Yo tuve un compañero en la NASA que me dijo que mejor recogiera la escoba y me pusiera a barrer como mi gente, porque yo no debería estar en un lugar así”, contó Echazarreta.

Este hecho desencadenó en ella esa búsqueda de apoyo y protección para las mujeres y sobre todo para las ingenieras que van adentrándose en el sector. La ingeniera considera que para generar un verdadero cambio que muestre la equidad de género, debe cultivarse desde la infancia, preservar una educación donde no existan diferencias entre un hombre y una mujer. “Cuando vayamos cambiando estas costumbres y estos niños y jóvenes crezcan de una manera diferente, el mundo también va a cambiar a su alrededor”, aseguró la joven de origen mexicano.

“Una niña no tiene más responsabilidad en el hogar que un niño. Claro que tiene que aprender a limpiar, a cocinar, porque cuando crezca va a tener que hacer esas cosas para su propio hogar. Pero la responsabilidad no nada más es de una persona, tiene que ser compartida y el respeto siempre tiene que existir entre las dos personas, aunque se conozcan o no, aunque sean pareja o no. Todos somos iguales”, explicó Echazarreta.

Katya Echazarreta representa el poder de la mujer y también las dificultades que el género enfrenta en un mundo liderado por hombres. Graduada de la carrera de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad de California y con una maestría en curso en Ingeniería Eléctrica e Informática, en la Universidad Johns Hopkins, continúa refrendando su objetivo de apoyar y proteger a las mujeres de este sector.

Su amor por el espacio y por el planeta tierra es más que evidente, y su viaje al espacio sólo provocó en ella la emoción de amar y adorar más lo que nos rodea, las montañas y la naturaleza y esa preocupación por mantenerlo limpio, cuidar nuestro hogar de residuos como basura y la tala de árboles.

Actualmente, trabaja de la mano del gobierno para crear la primera reforma constitucional que permita abrir las puertas a un sector espacial, esto se convertiría en pionero en la historia de México. También trabaja en dos proyectos, una fundación que apoye al talento mexicano en la industria espacial y un Centro de Desarrollo Espacial con laboratorios de alto nivel como los que existen en la NASA.

Katya Echazarreta en la NASA
Tags

Lo Último


Te recomendamos