logo
Cómo cuidar la piel de tu bebé
Maternidad 26/02/2021

Cómo cuidar la piel de tu bebé

Hábitos de higiene diaria te ayudarán a que tu bebé tenga una piel.

Las mamás se preocupan por mantener seguros y saludables a sus hijos, especialmente cuando están pequeños. La lactancia, alimentación, la hora del baño y el sueño son algunos de los temas que conversan con las mujeres de su familia o amigas cercanas para conocer desde su experiencia las mejores técnicas en cuidado y protección física y emocional. En este caso queremos contarte todos los detalles para que cuides la piel de tu bebé.

Definitivamente la piel del bebé es de las cosas más suaves que existen, pero es tan delicada que si no se cuida adecuadamente pueden salir irritaciones, dermatitis y otro tipo de trastornos de la piel.

Y es que la piel es el órgano más grande del cuerpo, el que lo protege, y acompaña a lo largo de toda la vida. En el bebé la piel es mucho más fina que la del adulto, más vulnerable (su pH es neutro, casi no produce sudor y tiene poco vello) y su capa superficial, la barrera protectora, está aún por desarrollar. En la etapa infantil, la piel del bebé se denomina como piel sensible sobre todo la del recién nacido.

La piel del bebé es más delgada y delicada.

Como la piel del bebé es más delgada, es más susceptible a infecciones, irritaciones, traumatismos y pérdida de agua, por lo que su cuidado debe ser riguroso.

En los bebés la piel no se verá perfecta, por lo general se descama, se enrojece, pero no es punto de alarma, es un proceso que va mejorando conforme pasan los días, tus cuidados también abonarán el terreno diariamente para que se vea mejor.

Para mantener saludable la piel del bebé, necesitas conservar su suavidad y firmeza natural, por lo que una crema especial humectante debe ser parte de tus rutinas diarias. Existen en el mercado una gran variedad de productos sin olor perfectos para atender la higiene de tu pequeño.

Una forma también eficaz de cuidar la piel de tu bebé es cuidando su ropa con jabones hipoalergénicos.

Formas efectivas de cuidar la piel del bebé

Los baños del bebé deben ser cortos y con agua templada.

Báñalo por lo menos dos días después del parto.

Mantén secos los pliegues para evitar irritaciones o erupciones.

Cuidado el tipo de ropa que utilizas según la temperatura donde estará el bebé pues al abrigarlo en forma excesiva, puede favorecer la aparición de sarpullido, además que puede ser incómodo para él.

Usa productos específicos para el bebé que no tengas olores fuertes ni perfumes.

Utiliza detergentes especiales para ropa delicada y bebé para lavar su ropa. Los detergentes, suavizantes y cloro, que pueden irritar la piel hasta en ocasiones pueden ser tóxicos.

Evita la exposición al sol o usa un buen protector solar. Sin embargo, es mucho mejor si permanece a la sombra debajo de un árbol o algún techo. El horario más conveniente para estar al aire libre con los bebés es de 9:00 de la mañana a 11 de la mañana y por la tarde de a partir de las 16 horas (4 de la tarde). en adelante, de esta forma evitarás los rayos solares más potentes.

Cambia los pañales con frecuencia para evitar irritaciones, así como aplicarle una crema protectora.

Usa jabón neutro y sin perfume a la hora del baño.

No rozar la piel del bebé con esponjas o toallas; sólo utilizar la mano y el jabón.

Evitar aplicar talco o aceites minerales sobre la superficie de la piel, pues pueden ser muy fuertes para su delgada piel.

Usa ropa con tejidos suaves, preferiblemente de algodón, son las más recomendadas pues no irritan su delicada piel.

Los baños deben ser cortos y con la temperatura del agua templada.

Evitar toallitas de limpieza y perfumes, tienen alcohol e irritan pueden enrojecer las zonas del cuerpo que limpies con ellas.

Más de este tema:

Tener “gemelos” tiene ventas y beneficios que desconoces

Cuatro riesgos de dormir boca arriba en el embarazo

Los errores que puedes estar enseñándole a tu hija y afectará en su vida

Te recomendamos en video: