logo
/ GentilezaLa lactancia materna frente a la pandemia de COVID-19
Maternidad 03/04/2020

La lactancia materna frente a la pandemia de COVID-19

El coronavirus ha intensificado los miedos en torno a la lactancia materna

El brote de COVID-19 continúa causando miedos e incertidumbre en muchas mujeres alrededor del mundo. No solamente se enfrentan a dudas en torno a lo que provoca el virus o cómo prevenir su contagio, sino que además, se preguntan qué es lo que pasará con respecto a la lactancia materna y qué deben hacer si están en esa etapa de su vida.

A lo largo de los años, los expertos han dado a conocer que la lactancia materna reduce el riesgo de que los bebés desarrollen enfermedades infecciosas, además de que permite crear un lazo único madre e hijo.

La leche humana incluye diversos componentes vivos que favorecen el desarrollo del bebé en muchos sentidos. Las inmunoglobulinas, los factores antivirales, las citocinas y los leucocitos, son algunos de estos componentes que ayudan a destruir los patógenos nocivos y estimular el sistema inmunológico del bebé.

De acuerdo con The Baby Friendly Initiative, proyecto UNICEF, en Reino Unido, no hay evidencia en este momento de que Covid-19 pueda pasar a través de la leche materna.

Por lo tanto, considerando la protección que la leche humana y la lactancia ofrecen al bebé y el papel mínimo que desempeña en la transmisión de virus respiratorios, es importante hacer todo lo posible para continuar promoviendo, protegiendo y apoyando la lactancia materna.

Por su parte, la  Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha reafirmado la importancia del contacto piel con piel de la mamá con su bebé para una lactancia amorosa y efectiva.

SIn embargo, también advirtió que en caso de que la mujer esté contagiada de COVID-19, puede seguir con la lactancia, extremando precauciones. Esto significa que utilicen mascarillas y se laven las manos antes y después de tocar al menor, evitando siempre contacto con boca, nariz y ojos.

Además, se recomienda que antes de amamantar, la mujer se cambie la ropa , especialmente si tuvo contacto en el exterior, con otras personas o si sospecha de ser portadora ya que existe evidencia de que el virus pueda pegarse a las prendas de vestir, mediante gotículas.

Si se utiliza un extractor de leche materna, la madre debe lavarse las manos perfectamente antes de tocar las piezas de la bomba y seguir las recomendaciones para una limpieza adecuada después de cada uso.

Hasta el momento no hay pruebas de que las mujeres embarazadas corran un mayor riesgo de enfermedad grave de coronavirus que la población en general, aunque sí hay un factor de riesgo mayor en torno al cambio que sufre su sistema inmunitario durante esta etapa.

La OMS también ha declarado que no existe evidencia de que una mujer pueda transmitir el virus a su bebé durante el embarazo y que, por ahora, no se ha detectado el virus en muestras de líquido amniótico o leche materna.

Ya que aún existen muchas dudas en torno a cómo se mueve el virus , es importante siempre estar en contacto con el obstetra o ginecólogo para que conozcas la forma ideal de estar con tu bebé sin correr riesgos de ningún tipo. 

Te recomendamos en video