7 claves para enfrentar las pataletas de tu hijo

Mantener la calma, escuchar y expresarse de forma amorosa forman parte de las reacciones ideales para enfrentar las pataletas de tu hijo.

Hasta los 3 años, en promedio, los niños no saben cómo canalizar sus frustraciones y, usualmente, arman pataletas para expresar sus sentimientos de tristeza, decepción, temor o ira.

Lanzarse al piso, gritar, llorar desconsoladamente, lanzar cosas, morder, patear y hasta agredirse son reacciones muy frecuentes.

Es probable que hayas probado con cuanto consejo te hayan dado y, tal vez, ninguno haya funcionado.

Los psicólogos infantiles y orientadores sugieren 7 claves para enfrentar estas rabietas:

Sé amorosa

Aunque seguramente sientes rabia o impotencia, sobre todo porque suele hacer las pataletas en público, mantente amorosa, pase lo que pase.

Tus miradas, gestos y palabras deben transmitir la serenidad que le falta en ese momento a tu pequeño.

Comienza por detectar el motivo de su molestia para pensar la mejor manera de ayudarlo.

View this post on Instagram

La etapa de las rabietas o berrinches 😖😭se inicia alrededor del 1er año de vida y el momento de mayor incidencia suele darse entre los 2 y 3 años. Se caracterizan por una explosión🤯, casi descontrolada, se manifiesta con gritos🗣 y tirarse al suelo, dar patadas😰. Esta reacción se explica ante la imposibilidad de decir con palabras🤷‍♀️🤷‍♂️ aquello que quiere obtener y no obtiene. Es importante la forma como el adulto 🙋‍♀️🙋‍♂️se enfrenta al niño, pues de alguna manera le ayudará a tener más o menos rabietas😠. Las rabietas en esta etapa se llaman evolutivas🤓, pues aún no forman parte de un repertorio de conductas aprendidas, si persisten con fuerza esta conducta más allá de los 3 o 4 años y con bastante frecuencia, significa que el comportamiento social se está desviando, y será necesaria la intervención de un especialista en neuropediatría👨‍⚕️. En Neuronas te acompañamos 🤝en esta etapa de tu pequeño👨‍👩‍👧‍👦, en donde te podemos asesorar 💁‍♀️acerca de sus conductas y comportamientos propios de la edad. #berrinches #rabietas #conducta #crianzapositiva #asesoría #neurodesarrollo #límites #neuronasgdl

A post shared by Neuronas (@neuronasgdl) on

Trata de distraerlo

Háblale sobre algo que le guste, canta su canción favorita o muéstrale un juego divertido que pueda entretenerlo.

Esta técnica suele funcionar, sobre todo cuando apenas empieza el berrinche.

Escúchalo y valora sus emociones

Déjalo que se exprese, cuidando de establecer los límites, si le está haciendo daño a alguien, a algo o a sí mismo.

Escucharlo es muy importante porque validará sus emociones. De esta forma, entenderán que lo que sienten es apreciado por ti y te buscarán para manifestar sus pesares.

Si no lo desea, no lo obligues a que te diga lo que le sucede. Dale espacio y tiempo, si lo pide.

Como verás, ignorarlo es un error recurrente.

View this post on Instagram

El enojo en los niños. . Resulta fácil cuando presenciamos una rabieta de un pequeño, etiquetar el suceso de manera inmediata sin percatarnos que detrás puede estar solapada otra situación. . Resulta útil considerar inicialmente varios aspectos: – Si los arranque o #rabietas se dan después de los 7-8 años. (se debe indagar más). – Si está perdiendo el control en la escuela o comunidad. – Si comienza a sentir el rechazo de sus pares. – Si no se puede controlar. Es decir observar en que momento se dan estos episodios, ya que las causas pueden ser muchas. . Los que sufren de #Trastornodeatenciónehiperactividad TDAH, pueden aparecer como #desafiantes o #enojados, y es simplemente que les cuesta seguir instrucciones o pasar de una actividad a otra. . Hay niños con #ansiedad severa, cuyas presiones escolares por ej. no puede manejar, esto le causa un gran miedo. . Muchas veces las causas del #enojo puede obedecer a un problema no diagnosticado de aprendizaje o de tipo sensorial. . ¿Cómo ayudarlos? . La medicación no disminuye o elimina la conducta, pero ayuda a disminuir síntomas del #TDAH, #ansiedad. El trabajo debe ser familia y escuela, en equipo. . Se deben buscar los elementos estresores o desencadenantes, luego trabajar organizadamente para evitarlos (arreglar útiles, uniformes, baño del peque, etc.) ; todo con antelación. . Ser #congruentes y #consistentes como padres. . Lo importante ante un episodio de #enfado desenfrenado es no perder la calma, ser pacientes, pasará, hable una vez que pase, muestre la causa y el efecto de su conducta durante el mismo, exalte las conductas positivas e ignore las negativas. Recuerde respirar e invitar al pequeño a hacer lo mismo, esta #herramienta es infalible y siempre está allí, disponible. [email protected], #Psicopedagogía, #Orientación, #Psicologíaescolar, #Dinámicadegrupos, #santiagodeChile.

A post shared by Veronica Castillo (@cosasdpeques) on

Recuérdale lo que está bien

Es fundamental que utilices un tono de voz bajo y pausado. Inclínate a su altura para que estén al mismo nivel, esto genera más confianza.

Decirle que lo que hace no está bien y cuáles son tus expectativas sobre él sirve para que tu niño vaya haciendo consciencia de lo bueno o lo malo.

Evita amenazarlo, pero invítalo pedir disculpas a quienes haya ofendido durante su episodio.

Cero gritos y golpes

El maltrato debe estar descardado de tu filosofía como mamá. La violencia solo genera conductas negativas y traumas que los acompañarán hasta la adultez.

Si sientes que estás perdiendo la paciencia, piensa bien antes de hablar o pídele a alguien que te asista.

No cedas a su petición

Acceder a darle lo que exige o llevarlo a donde quiere es avalar su comportamiento. Si cedes para que se tranquilice, cada vez que quiera algo, hará el mismo show porque lo estás premiando.

Refuerza su actitud positiva cuando se calme

Reconocer lo mucho que te gusta cuando sonríe y se calma es otro método muy beneficioso, pues a todos nos gusta que nos halaguen cuando hacemos las cosas bien.

Jamás le digas que ya no lo amas, tampoco lo avergüences. Esto prolongará su molestia y afectará su autoestima.

Mientras más amamantas a tu bebé será más inteligente y exitoso

Amamantar también refuerza el desarrollo del niño y su sistema inmunológico para protegerlo de enfermedades y agentes externos.

Te recomendamos en video: