Diabetes gestacional: ¿Cuáles son los síntomas y cuidados para la enfermedad?

Una enfermedad que puede ser silenciosa, llama a las madres a estar atentas y a escuchar sus cuerpos. Descubre aquí más sobre esta patología

La diabetes gestacional es una condición en la que existe una alteración metabólica que se puede presentar durante cualquier período del embarazo. De acuerdo con las proyecciones, cerca del 10% de las embarazadas en el mundo presentan esta patología, que además va en aumento, según afirma el diabetólogo de Clínica Indisa, Edwin Schwartstein.

Se trata de una enfermedad en que el cuerpo no puede producir ni utilizar la insulina necesaria para que la glucosa ingrese a las células y se utilice como energía. La nutricionista Dana Bortnick explica que "la glucosa se acumula en la sangre. Eso se denomina hiperglucemia".

Actualmente, no se sabe exactamente cuál es el causa de esta patología. Sin embargo, hay factores que inciden, tales como tener exceso de peso al embarazarse, el sedentarismo o la postergación de la maternidad más allá de los 35 años.

Entre los síntomas más comunes se encuentra:

  • Polidipsia (aumento del consumo de agua).
  • Poliuria (aumento de la micción).

La nutricionista destaca que la mayoría de las mujeres no presenta signos previos ni síntomas perceptibles que llamen la atención de manera abrupta, por lo que para detectarla es necesario efectuar constantes chequeos médicos, donde se tengan considerados los factores de riesgo.

Qué tener en cuenta cuando se está embarazada

De acuerdo con lo que explica el diabetólogo Edwin Schwartstein, los principales aspectos que se deben atender cuando una mujer está embarazada y que pueden ser factores predeterminantes son:

  • El sobrepeso y obesidad.
  • El número de partos anteriores.
  • La edad en la que se está embarazada.
  • Los antecedentes familiares en los que se presente esta condición.
  • Polihidramnios y macrosomias en embarazos anteriores, es decir, recién nacidos que presenten un peso mayor a los cuatro kilos.

Aunque no se presenten algunas de estas condiciones, una embarazada puede llegar a tener diabetes gestacional, por lo que siempre hay que chequear con un médico. Una vez confirmado el diagnóstico, a través de exámenes específicos, se deben corregir los factores de riesgo de esta condición.

Peligros que existen cuando se padece diabetes gestacional

Consejos para cuidar la piel durante el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo experimenta varios cambios, especialmente en la piel. Averigua qué puedes hacer para cuidar tu piel

Los problemas de sufrir esta enfermedad pueden afectar tanto al bebé dentro y fuera del útero como a la madre, entre ellos se encuentra principalmente:

  • Para la madre: hay posibilidades de padecer preeclampsia o parto quirúrgico.
  • Para el feto: puede ocurrir macrosomía, debido al exceso de glucosa en su sistema. Esto causa un crecimiento excesivo y riesgo de problemas respiratorios.

Algunas personas creen que la diabetes puede traspasarse al bebé, lo que es falso. Sin embargo, sí es factible que exista una transferencia genética a la predisposición de esta condición.

El doctor Schwartstein explica que los bebés de madres con diabetes gestacional poseen mayor riesgo de ser obesos en la niñez y de tener diabetes tipo 2 de adultos, pudiendo generar un problema de salud a largo plazo.

Tratamiento para la diabetes gestacional

La diabetes gestacional tiene un tratamiento multifocal con dieta y ejercicio. Además, debe ser controlada hasta seis meses después del parto, ya que así se podrá tener un adecuado seguimiento de esta alteración metabólica.

Es importante que las madres que hayan padecido diabetes gestacional tengan presente que después de 20 años, el 80% de ellas se va a ver expuesta a la posibilidad de ser diabéticas, por lo tanto es fundamental tener claro este diagnóstico en el tiempo.

En el caso de que la madre sufra de sobrepeso, es normal que se recomiende:

  • No se debe aumentar más de medio kilo por mes de embarazo: esto se puede lograr a través de una pauta alimenticia y de actividad física guiada por un profesional.
  • Solo en algunos casos específicos se utilizan medicamentos, entre los más comunes, y solo bajo supervisión médica están los antidiabéticos e insulina, que controla la cantidad de azúcar (glucosa) en la sangre.

Consejos nutricionales para las madres

Lactancia materna: conoce las ventajas de la leche para los recién nacidos

En conmemoración de la Semana Mundial de la Lactancia, te contamos todos los beneficios de su consumo y cómo lograr un acople sin dolor

La nutricionista puntualiza que lo principal para la dieta es la selección de alimentos, ojalá siempre mejorando la calidad. Además, recomienda incluir:

  • Cereales integrales: alimentos multigrano o multisemillas.
  • Alimentos bajos en grasa: frutos secos en la porción indicada, pescado, legumbres, carnes magras, queso fresco, yogurt y lácteos descremados.
  • Aumentar el consumo de alimentos frescos de frutas y verduras.

Otros consejos:

  • Evitar períodos prolongados de ayuno.
  • Planificar las comidas durante el día. Si se sabe que se va a estar fuera de casa en los horarios establecidos para comer, ojalá llevar comida preparada para así no caer en tentaciones y seguir la pauta establecida.
  • La recomendación, en general, son 3 comidas principales y entre 1 y 2 colaciones. Priorizando alimentos frescos, bajos en grasa y azúcares.
  • Evitar el consumo de alimentos que contengan azúcares refinados, como son los productos de pastelería, galletas y chocolates.
  • Tratar de no consumir los alimentos muy procesados, como embutidos.

No se recomienda de ninguna manera empezar una dieta frente a una diabetes gestacional -o en caso de sospecha- sin ayuda de un profesional, ya que puede causar un déficit de macro y micronutrientes fundamentales para el desarrollo del embarazo, afectando directamente en la salud del bebé en formación.

Tanto para guías de alimentación como para mantener la diabetes bajo control se debe consultar periódicamente con el médico tratante.

Receta para las mamás

Dana Bornick comparte una receta de una sopa de zapallo ideal para el frío de este invierno y que está recomendada para las mamás con diabetes gestacional.

Además de pocas calorías y azúcares, el zapallo tiene una mínima cantidad de carbohidratos, es muy sabroso y posee propiedades antiinflamatorias.

Ingredientes

  • 4 tazas de zapallo cortado en cubos.
  • Media taza de crema descremada o vegetal.
  • 2 zanahorias.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla grande en cubitos.
  • Sal y pimienta a gusto.

Preparación

  • Precalentar el horno a 180º.
  • Colocar en la bandeja del horno el zapallo con una cucharada de aceite de oliva por 15 a 20 minutos, hasta que alcance una consistencia blanda.
  • En una olla poner un poco de aceite de oliva y sofreír la cebolla con el ajo.
  • Una vez que esté todo listo, juntar y procesar con la crema.

Se puede servir con semillas de zapallo, sésamo o cilantro.