Semana de la lactancia: apoyo del padre es fundamental para el desarrollo y salud general del bebé

En Chile, la investigación confirmó que el 87,5% de las madres espera que su pareja se involucre durante este periodo

Coincidiendo con la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2019, Royal Philips, líder mundial en tecnología de la salud y cuidado de madres e hijos, ha publicado nuevos datos que revelan el importante papel que las parejas pueden jugar en el proceso de la lactancia materna. Si bien la lactancia materna sigue siendo naturalmente el trabajo de la madre, ellas necesitan el apoyo de su red más cercana durante el período de amamantamiento.

Más participación

Los resultados de la investigación realizada por Philips Avent muestran que casi todas las madres encuestadas esperarían que sus parejas participen en todos los aspectos del cuidado de su bebé. El 65% de las madres desean que sus parejas ayuden a preparar el biberón, mientras que el 63% quiere apoyo para alimentar al bebé por la noche.

Afortunadamente, el 81% de los padres quiere ayudar. Sin embargo, aún hay aspectos del cuidado de un recién nacido que recaen en la mamá, y existe la necesidad de una mayor educación para sus parejas. El 76% de las madres piensa que se necesita más información sobre cómo sus parejas pueden apoyar el proceso de la lactancia materna.

Evidencia sugiere que al educar a los padres sobre los beneficios de la lactancia materna, se puede duplicar la probabilidad de que los bebés sean exclusivamente amamantados durante los primeros 6 meses de vida. Una información importante considerando los múltiples beneficios de esta práctica.

Beneficios de la lactancia materna

Lactancia

Los beneficios de la lactancia materna para la salud, tanto de la madre como del bebé, son ampliamente reconocidos, pero si bien las tasas mundiales de iniciación de la lactancia materna al nacer siguen siendo elevadas, estas disminuyen gradualmente con el tiempo.

Esto está dando lugar a tasas más bajas de la lactancia materna a los 6 meses de edad. Por eso, proporcionar apoyo continuo a las madres que amamantan es clave, especialmente con las mujeres que cada vez tienen menos tiempo, y que tienen que hacer malabares entre el cuidado de los niños y sus carreras.

Los estudios muestran que las mujeres que reciben apoyo de su pareja son más propensas a iniciar y continuar amamantando durante más tiempo. La participación en el proceso de alimentación también fomenta la unión del padre y el bebé durante el período posparto. Esto tiene varios beneficios, incluyendo la reducción del retraso cognitivo y el aumento de peso en bebés prematuros.

“El papel del padre ha cambiado en las últimas décadas”, dice el médico jefe de ginecología del Hospital St. Joseph de Berlín y especialista en el tema de la vinculación paterno infantil, Abou-Dakn. “Los hombres ahora están mucho más dispuestos a ser útiles en el proceso de crianza de los niños. No solo los hombres están presentes en los nacimientos más a menudo, sino que también están asumiendo muchas de las tareas del cuidado infantil. Esto incluye apoyar el proceso de la lactancia materna, que es ideal para la unión padre-niño, y tiene beneficios que el bebé portará a lo largo de su vida”.