Si tu bebé tiene problemas para dormir, quizá le estén saliendo los dientes

La salida de los dientes puede ser un tema difícil para los padres.

Aunque los bebés comienzan a morder a los pocos meses, la salida del primer diente tarda y es todo un proceso que puede ser agotador porque puede causar trastornos a la hora de dormir al pequeño. Ante la duda te presentamos algunos síntomas que los pequeños pueden presentar con la salida de los dientes.

La salida de los dientes en los niños es diferente en cada uno. A unos pareciera que nada les pasara, pero bebés pasan días muy incómodos y con mucho dolor y, por supuesto, la incomodidad y el dolor generalmente afectan sus momentos de descanso.

Durante la salida de los dientes, algunos bebés dormirán perfectamente mientras que otros tendrán muchos despertares nocturnos. Obviamente, todos los bebés son diferentes y todos tendrán diferentes tolerancias al dolor, pero en pequeña o gran medida puede afectarles.

Existen ciertos síntomas que nos pueden alertar que pueden llevarte a pensar que todo lo que tiene el niño se traduce en la salida de los dientes por lo siguiente:

– Babea más de lo habitual.

– Tiene un sarpullido en la barbilla debido a la saliva.

– Sufre diarrea esto se produce porque traga saliva adicional.

– Se niega a comer (las encías sensibles hacen que sea difícil amamantar y comer con comodidad).

– Muerde más de lo habitual.

– Aumentan los despertares nocturnos.

– Está más nervioso o llora más de lo habitual.

¿Qué hacer ante esta situación?

Olga Sesé, coach del sueño infantil precisa los siguientes consejos para que la salida de los dientes no afecta el sueño de los niños:

– Considerando que los dientes de leche irán saliendo en un periodo de 2 años, piensa en un plan sobre cómo manejarlo porque cada vez que brote un diente no se puede convertir en un problema de sueño.

– Si está amamantando, seguramente el dar pecho le calme, pero establece límites y ten cuidado de no crear una asociación de sueño con la lactancia para dormir.

– Consulta con tu pediatra si puedes darle analgésicos. Y, también si tiene fiebre o cualquier síntoma de enfermedad.

– Existen gran variedad de mordedores para la dentición que ayudan a minimizar el dolor.

-Descubre cómo puedes ofrecer comodidad sin crear nuevos 'malos' hábitos de sueño.

La ciencia confirma que ser mamá a los 30 años es lo mejor en la vida

Las madres a esa edad tienen mayor capacidad de resolver problemas

Te invitamos a ver el video: