Experto explica cómo ayudar a tus hijos si sufren terrores nocturnos en la infancia

Estos episodios suceden durante el sueño profundo.

Si tu hijo no logra dormir tranquilamente toda la noche por algunas situaciones que le provocan estrés y terminan con gritos y llantos puede estar sufriendo de terrores nocturnos.

Esta situación es más habitual en niños entre los 6 meses y 2 años y al contrario de las pesadillas, ocurren durante la fase del sueño profundo del niño.

Explica la psicóloga infantil Valentina Zárraga que "cuando el terror nocturno se presenta el niño este puede estar sentado en la cama, puede gritar, llorar, incluso con los ojos abiertos; sin embargo, sigue durmiendo y durante estos episodios no puede ver, escuchar o entender lo que sucede a su alrededor, de hecho, al próximo día no recuerda lo que ocurrió, a diferencia de las pesadillas que sí pueden rememorarse posteriormente".

Los terrores nocturnos son de 2 a 3 horas luego que el infante se ha dormido, cuando el organismo pasa de un estado de sueño al otro, este cambio tiende a ser sutil, sin embargo, en algunos niños se manifiesta de manera violenta, causando la aparición de los terrores nocturnos.

Cómo ayudar a tu hijo durante los terrores nocturnos

Aunque la primera reacción que quieras hacer es despertarlo, no debes hacerlo, pues el niño podría sentirse desorientado y confundido, además que podría experimentar temor al observar y escuchar por parte de sus padres, o de otra persona que lo haya despertado, lo que acaba de suceder, trayendo como consecuencia una significativa dificultad para volver a dormir.

La psicóloga presenta 4 alternativas para prevenir los terrores nocturnos en la infancia:

1 Establecer una hora precisa para ir a dormir.

2 Establecer una rutina relajante antes de ir a la cama, por ejemplo tomar un baño, escuchar música relajante, leer un cuento, entre otros, según los gustos del pequeño.

3 Evitar que el niño esté expuesto a situaciones estresantes antes de dormir, esto incluye discusiones entre familiares, programas de televisión o juegos electrónicos que inciten a la violencia, etc.

Es importante asegurarse que el niño tenga suficientes horas de sueño y descanso, así como, energía para continuar el siguiente día con las actividades cotidianas.

Cómo saber si eres celíaco antes de que aparezcan los primeros síntomas

La detección temprana de la enfermedad reduce la posibilidad de desarrollar patologías más graves.

Te recomendamos en video: