3 consejos de vida que toda madre debe decirle a su hija adolescente para que sea feliz

La etapa de la adolescencia no es nada fácil, en especial para las mujeres. Por ello, el apoyo de la madre es fundamental

El tiempo de calidad con las jóvenes adolescentes, suele ser fugaz en la actualidad. Como madre de una adolescente, es importante que aprendas a aprovecharlo.

La etapa de la adolescencia es una de las más difíciles, sobretodo para las chicas que comienzan a experimentar cambios en su cuerpo y emociones.

Es allí, donde el apoyo de una madre es fundamental, para hacer de esta evolución algo positivo y mucho más llevadero.

Serán muchas las historias y situaciones que te tocarán vivir si eres madre de una niña, pero ten en cuenta estas 5 cosas sobre las que deberás conversar con tu hija:

1. Aprender a decir que no

Como futura mujer, tu hija debe aprender sobre la importancia de reconocer y negarse ante las cosas que no quiere o necesita en su vida.

Saber decir decir que no es crecer, así que es necesario que tu hija sepa cómo responder a personas que quieran torcer su voluntad o hacerle creer que necesita algo que en verdad no.

Háblale sobre poner límites, a escuchar su intuición cuando sienta que algo anda mal y a no sentir culpa o temor de decir no.

2. Sufrirá por amor

La edad adolescente es cuando más se suele idealizar al amor. Los cuentos de hadas y el príncipe azul, parece ser la constante.

Así que antes de que tu hija pase por un trago amargo, es recomendable hablarle sobre la posibilidad de que resulte herida en el amor.

No se trata de privarla de amar, sino de  hacerle saber que tiene la fuerza necesaria para levantarse y seguir. Aprenderá que no todos los chicos son buenos, pero también asimilará que es ella misma quien tiene la capacidad de no dejarse vencer y elegir a aquel joven que la ame de verdad y no la haga sufrir.

3. Quererse tal y como es

En un mundo donde las redes sociales y los medios de comunicación promueven estereotipos de mujeres perfectas, es casi obligado que como madre, alimentes el autoestima de tu hija.

Existirán momentos de sobra, en los que la joven sienta frustración por no tener el cabello de una manera, o por no lucir la ropa de otra.

Es tu deber como madre hacerle saber que aunque ser bonita es agradable, también lo es tener actitud, personalidad, y buenos sentimientos.

Te recomendamos en video: