Dile adiós a los zapatos de tu bebé y déjalo descalzo, especialista te explica por qué

Traumatólogos explican que cuando el niño se está comenzando a levantar y andar sobre sus pequeñas piernas le conviene más andar descalzo.

¿Cuántas veces le pones los zapatos a tu bebé y cuántas veces se los quita? Y es que para el niño andar descalzo es todo un placer. Traumatólogos explican que cuando el niño se está comenzando a levantar y andar sobre sus pequeñas piernas le conviene más que sus pies sientan el suelo, porque esto les ayuda a conocer el peso de su cuerpo y a equilibrarse.

Además, estudios señalan que los niños que caminan descalzos se desarrollan más intelectualmente. Evidentemente esta práctica no se debe hacer en cualquier lugar por seguridad e higiene, sin embargo, puedes relajarte y permitirle al niño caminar sin zapatos en casa.

El traumatólogo Omar Salazar (@tupediatrainfantil) precisa 5 razones por la cual los niños deben caminar descalzos:

El zapato deforma el pie; el pie humano en los niños es una estructura compleja, y cuando se colocan zapatos se producen alteraciones como: una inadecuada disposición de los dedos de los pies, la elevación del talón debido al tacón del zapato que produce un acortamiento de los músculos de la pantorrilla, y la rigidez del zapato que disminuye la flexibilidad del pie.

El uso de zapatos desde edades tempranas está asociado con la limitación para adquirir o desarrollar ciertos patrones de movimiento del pie como la marcha talón – punta, además de la adquisición de patrones de movimientos inadecuados como la disminución de la flexión dorsal del pie, un contacto inicial del talón con demasiada fuerza que se puede manifestar con lesiones del pie.

Caminar descalzos es necesario para desarrollar una propiocepción adecuada; la propiocepción es la percepción que el cerebro tiene del cuerpo humano en el espacio, y es necesaria para poder realizar movimientos coordinados. El contacto del suelo con la planta del pie en el niño es necesario para la adquisición de esa habilidad. Cuando se utilizan zapatos se interrumpe el contacto con el suelo y por lo tanto se limita o retarda la aparición de una propiocepción adecuada.

Caminar descalzo es necesario para desarrollar la musculatura de los pies; los pies están conformados por muchos músculos y huesos que necesitan el caminar descalzo para alcanzar un desarrollo óptimo durante el crecimiento del niño. Utilizar zapatos a edades tempranas se ha asociado a la aparición de pies morfológicamente planos debido a que el pie no logra desarrollarse adecuadamente por la disminución de la movilidad causada por el calzado.

Caminar descalzo vuelve al pie más sensible a su medio ambiente; caminar descalzo logra que los pies sean más sensibles de reconocer las superficies, diferenciar adecuadamente entre superficies inocuas o dañinas, y también ayuda a evitar movimientos inadecuados que podrían lesionar el pie durante la marcha, la carrera o al trepar.

Te recomendamos en video: