¿Sabías que gatear ayuda a los niños a aprender a leer y a escribir?

El gateo trae beneficios físicos e intelectuales en el niño.

El bebé empieza a explorar el mundo a través del gateo, un movimiento que le permite crear conexiones entre los dos hemisferios del cerebro.

Al gatear, el explica Mariana Yánez, blogger de crianza “el bebé coordina sus movimientos de manera que el brazo derecho va sincronizado con el pie izquierdo y el brazo izquierdo con el pie derecho (patrón cruzado), ambos hemisferios trabajan de forma coordinada y es posible realizar movimientos en simultáneo con ambos lados del cuerpo, como por ejemplo pasarse un objeto de una mano a otra o tomar apuntes cuando estamos en clase”.

En su cuenta de instagram @hola_soymama Yánez precisa cómo el gateo favorece el procesos de lectura y escritura a posterior en el niño:

– Con el gateo se va desarrollando la coordinación cerebral ojo-mano, estableciendo una distancia parecida a la que utilizará a la hora de leer y escribir. El niño al gatear mira al suelo para poner la mano o rodilla, converge y enfoca los dos ojos en un mismo punto a corta distancia.

-Aguantando el peso de su cuerpo con las manos, el niño desarrolla la estabilidad de los hombros y la palma de la mano. Estos puntos son importantes para habilidades de motricidad fina, como tomar el lápiz y dibujar que posteriormente tendrá que tener. Es un tipo de movimiento que ayuda a la integración sensorial y a la madurez del sistema nervioso.

-Al gatear el niño desarrolla la conciencia espacial, aprendiendo sobre el tamaño de su cuerpo. Con este movimiento el bebé va adquiriendo el sentido del espacio, de la profundidad y equilibrio, es importante para aprender a leer, escribir y para las matemáticas. Fomenta el desarrollo de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro y las conexiones entre ambos ya que gatear requiere utilizar los dos lados del cuerpo.

– La distancia en el gateo entre la cabeza y las manos es la misma que más tarde el niño aplique cuando se enfrente con la escritura. Este tipo de conexiones no solo permitirá al niño desarrollar destrezas motoras y movimiento sino también el desarrollo de numerosas funciones cognitivas.

-Gatear facilita la integración de información sensorial y de los sistemas visuales, vestibulares y propioceptivos. Es la clave de operaciones cerebrales como la lectura y escritura.

Te recomendamos el video: