10 mensajes que debes transmitirle a tus hijas para formar mujeres poderosas

El cambio inicia con pequeñas acciones.

A mis hijas, después del Día de la Mujer:

Sé que aún son pequeñas. Que todavía no han tenido que aprender sobre la brecha salarial o la doble jornada de las mujeres. Pero también, y es algo que deseo profundamente, cuando ustedes crezcan para ser independientes y descubrir el mundo solas serán más libres y tendrán aun más oportunidades de las que yo tuve.

Por eso hay varias cosas que quiero que sepan. Y que recuerden siempre, incluso cuando sean adultas y hayan decidido libremente cómo quieren vivir su vida:

1. No hay juguetes "para niños" ni juguetes "para niñas". Las niñas pueden jugar con muñecos del Hombre Araña si quieren. También los niños pueden jugar con Barbies.

2. Tu opinión es tan importante como la de otras personas. Sí, como la de los adultos o la de otros niños y niñas. Habrá mucha gente que querrá interrumpirte: tú sigue hablando hasta que termines.

3. Hazle caso a lo que sientes. Si no te sientes cómoda cerca de alguien, aléjate. No es necesario que ocurra algo, tus sentimientos son más que válidos.

4. Llorar está bien. Lo necesitamos. No dejes que nadie te diga que lloras demasiado o que tus emociones son el problema. Las lágrimas no invalidan las circunstancias.

5. No es tu obligación ser bonita (aunque yo piense que eres hermosa). Si no quieres maquillarte, por ejemplo, no tienes por qué. Si quieres hacerlo, hazlo porque te hace feliz.

6. Tu cuerpo es tuyo. Nadie tiene más autoridad sobre él que tú y solo tú puedes decidir lo que haces con él.

7. Si quieres algo, yo te apoyaré. Pero deseo que conozcas la satisfacción de alcanzar tus propios logros con esfuerzo y dedicación. Y por el gusto de lograrlo tú misma.

8. Viaja. Sola o con amigas. Conocer el mundo (cercano y lejano) nunca es mala idea.

9. Es importante aprender a cocinar un par de recetas (pregúntame por mi famosa pasta con pollo y brócoli, nunca falla). Pero también es importante aprender un par de llaves de judo. Nunca sabes cuándo las vas a necesitar.

10. No subestimes la amistad con otras mujeres. Muchas crecimos pensando que las chicas "hacen mucho drama" y que es mejor tener amigos hombres. Eso no es verdad: son mis amigas quienes me han apoyado en los momentos críticos y con quienes he reído hasta hacernos pipí. ¡Quiero que seas así de feliz!

Te recomendamos en video: