Razones por las que es mejor darle una guitarra a un niño que una tablet

Niños que aprenden guitarra

La inteligencia de un niño viene determinada por sus genes, al menos el 50% según la Psiquiatría Molecular. “Sin los padres, el potencial intelectual del niño no se puede desarrollar”, asegura Álvaro Bilbao, doctor en Psicología, neuropsicólogo y autor del libro El cerebro del niño explicado a los padres.

Es decir, no todos son los genes, también se requiere de una estimulación para conseguir el mayor alcance intelectual del infante. La misma revista explica que:

 “La llave del desarrollo potencial del cerebro del niño está en las relaciones con sus padres. Aunque la genética tenga un peso importante, sin esa presencia no se convertiría en realidad. Es como un niño que puede llegar a medir 1,90 metros, pero si sus padres no lo alimentan bien, no lo logrará”.

El niño ya nace con las neuronas que tendrá en la edad adulta. La diferencia son las conexiones que entre ellas habrá. Los primeros seis años de vida son de vital trascendencia, porque partir de ahí es cuando el niño empezará a hacer sinapsis.

niños-que-aprenden-guitarra

¿Cómo hacer conexiones?

¿Qué hacer para desarrollar la inteligencia de nuestro hijo? La respuesta de la neuropsicología dice, para iniciar, algo muy sencillo. Necesitamos amar, querer, reforzar conductas positivas de nuestros hijos; dialogar con ellos apoyarlos, jugar y socializar.

Maximino Fernández Pérez, pediatra del centro de salud de La Felguera (Asturias), psicólogo y vocal de Psiquiatría Infantil de la Sociedad Española de Pediatría (AEPED). Comenta:

“El niño debe saber que tiene detrás unos padres que lo quieren y se preocupan por él”, afirma, “Los padres somos el modelo de nuestros hijos”

niños-que-aprenden-guitarra

Actividades como la música

Investigaciones apuntan que el aprendizaje de la música es una de las mayores formas de éxito. Un estudio de la Universidad de Toronto comparo cuatro grupo de niños de seis años durante un año.

  1. Estudio piano
  2. Estudio canto
  3. Estudio arte dramático
  4. No recibió lecciones

A todos se les practicaron pruebas de inteligencia antes y después. Encontraron que los dos grupos que recibieron lecciones de música aumentaron su capacidad cognitiva. Le siguió los que estudiaron arte dramático y terminaron con aquellos que no recibieron ninguna clase.

Te recomendamos en video: