Tecnología

Google transforma la salud: Todo indica que su “Doctor IA” ya supera a los médicos en sus diagnósticos

Aún no está disponible para el público, pero las pruebas son prometedoras.

La inteligencia artificial puede salvarte la vida, este es el uso que le están dando a la IA en la medicina

La discusión en torno a las aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la vida de las personas está en su máximo esplendor. ¿Puede una IA asesorar mis elecciones? ¿Puede una IA darme un diagnóstico médico? Las respuestas serían sí y sí.

Y es que un reciente estudio reveló que ya existe una inteligencia artificial (IA) desarrollada por Google, conocida como Explorador de Inteligencia Médica Articulada (AMIE), que podría ofrecer diagnósticos más precisos que los médicos humanos, especialmente en condiciones respiratorias y cardiovasculares.

Este hallazgo, publicado en Nature y en el repositorio arXiv, sugiere un avance significativo en el campo de la medicina digital.

La metodología del estudio

El estudio involucró la simulación de pacientes y sus diagnósticos, utilizando actores para interpretar ciertas condiciones médicas y comparando las respuestas del chatbot AMIE con las de médicos reales.

El sistema se entrenó con datos del mundo real, como registros electrónicos de salud y transcripciones médicas, aunque aún no se ha probado en pacientes reales.

Los resultados dieron a conocer que la IA de Google podría jugar un papel importante en la democratización de la atención médica, aunque los autores enfatizan que no debería reemplazar la interacción humana en la medicina.

¿La razón? La precisión del chatbot igualó o superó a los médicos en varias especialidades, abriendo la puerta a futuras aplicaciones clínicas.

¿Revolución en la medicina?

A pesar de los avances, el “Doctor IA” de Google aún no está listo para su implementación clínica, y aún no se sabe cuándo podría estar disponible para el público en general.

Esto porque aún se requieren muchos estudios adicionales para evaluar posibles sesgos y garantizar su eficiencia en diversas poblaciones.

Además, se están considerando aspectos éticos y de privacidad en el uso de esta tecnología, un tema que está en boga y cambiando constantemente.

Alan Karthikesalingam, coautor del estudio e investigador de Google Health en Londres, destacó que esta IA debería ser interpretada con precaución y usada en complemento con la atención médica humana.

Además, reconoció que los médicos humanos tienen ventajas en la interacción directa con los pacientes que la IA aún no puede replicar, por lo que deben ser un complemento para lograr el resultado más óptimo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos