Virales

Hijo del dueño de una tienda en Texas es acusado de poner cámaras ocultas en los baños para espiar a los clientes

El escándalo ha conmocionado a la comunidad y ha generado una discusión sobre la invasión de la privacidad en la era digital.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Mitchell Wasek, de 28 años, hijo de uno de los cofundadores de la conocida tienda de conveniencia Buc-ee’s en Texas, se encuentra ahora en el ojo del huracán por una serie de acusaciones escalofriantes. Wasek enfrenta más de dos docenas de cargos por presuntamente haber instalado cámaras ocultas en baños para espiar a los clientes que visitaron la lujosa casa junto al lago de su padre y otras propiedades.

El escándalo ha conmocionado a la comunidad y ha generado una discusión sobre la invasión de la privacidad en la era digital. La historia se desveló cuando los invitados a la casa junto al lago, que estaban allí con Mitchell Wasek, notaron un inusual puerto de carga con una cámara oculta enchufada en la pared del baño.

Mitchell Wasek es detenido por esconder cámaras en los baños

Alarmados por este hallazgo, tomaron la cámara y descubrieron la terrible verdad: habían sido grabados sin su conocimiento o consentimiento. Las grabaciones incluían momentos íntimos y personales, como el uso de los retretes, duchas, cambios de ropa e incluso actividades sexuales.

Las autoridades de Texas tomaron medidas inmediatas y arrestaron a Wasek el martes en el condado de Travis. En su posesión, se encontraron 68 archivos de metraje, que incluían a las 13 presuntas víctimas, las cuales ahora buscan justicia.

Además de la casa junto al lago, se descubrió que las grabaciones databan de al menos 2021 y se habían realizado en otras ubicaciones, como un condominio en Austin y una casa de vacaciones en Colorado, que eran propiedad de los padres de Mitchell Wasek.

Casi tres docenas de cargos criminales para Mitchell Wasek

La noticia ha dejado a muchos conmocionados y preocupados por su propia seguridad y privacidad en lugares públicos. La compra de “cámaras espía” también fue vinculada a Wasek, y se destacó que él era la única persona de la familia presente en las propiedades cuando las grabaciones se llevaron a cabo.

Este incidente plantea serias preguntas sobre cómo las tecnologías de vigilancia pueden ser utilizadas de manera incorrecta y los riesgos que esto conlleva para la privacidad de las personas. Wasek ahora enfrenta 28 cargos de delitos graves por grabación visual invasiva y fue puesto en libertad después de pagar una fianza de 280 mil dólares.

Tags

Lo Último


Te recomendamos