Horóscopos

Protégete de la envidia con este ritual

La envidia se trata de un sentimiento que no es exteriorizado y , muchas veces, el envidiado ni se entera que está de siendo objeto de esos malos pensamientos.

Rituales

Con frecuencia vemos como hay personas que les molesta enormemente el triunfo de los demás, ver felicidad en rostro ajeno, que sus cercanos tengan éxito, que tengas relaciones armoniosas, que cuenten con la estima de los demás o, simplemente, que les vaya muy bien en el trabajo. Ellas son las propias envidiosas, y hay que mantenerlas a raya. Algunos rituales son efectivos para que esas cargas negativas sean bloqueadas.

La envidia en sí no se trata de desear lo que tiene los demás, sino va más allá: es desear que no tenga eso que posee. Generalmente, como se trata de un sentimiento que no es exteriorizado, muchas veces, el envidiado ni se entera que está de siendo objeto de esos malos pensamientos.

Hay que orar con fe para que seas protegido y blindado ante estas malas vibras. Ahora sí, comencemos con los rituales.

Recomendados

Ritual de la manzana y el huevo

Esta ceremonia la realizarás un martes o un viernes, que son los días propicios para cortar las malas rachas que tienes en ti. Vas a necesitar: un poco de tequila, papel de aluminio, velón blanco, una copa de vino sin dibujos, canela en polvo, tu perfume, loción de flor de naranja, un vaso de cristal transparente, agua, sal, incienso, un huevo y una manzana roja.

Manzanas

Procedimiento

Primero vas a bañarte muy bien para empezar a limpiar todo lo malo que haya en ti. Ahora echas la sal en el vaso que previamente deberás llenar de agua, luego tomarás el huevo al que le rociarás tu perfume.

Lo pasarás por todo tu cuerpo; de pies a cabeza. Esto te quitarás las energías malas. Rezarás un Padre Nuestro y pedirás con fuerza al universo que te libren de todos los malos pensamientos que están posados en ti y te brinde protección.

Una vez que termines de hacer esto, vas a partir el huevo y lo verterás en el vaso con agua y sal. Si comienzas ver cómo algunas hebras del luego se desplazan hacia arriba, es porque eras víctima de algún trabajo esotérico.

Ahora impregnarás la manzana con la loción de flor de naranja. Harás lo mismo que con el huevo: pasarlo por todo el cuerpo. Volverás a orar. Tomarás el papel de aluminio y forrarás la manzana, que deberás tirar lejos de casa.

Echarás el tequila en la copa, con esto atraerás a las energías que te protegerán los males. Después, tomarás la vela, rocíale tu perfume y un poco de la canela en polvo. Prende el velón y el incienso con los cerillos de madera.

El incienso lo pasarán en forma movimientos circulares encima de todo el ritual que estás haciendo. Esto es para limpiar todo. Vas a invocar a todos los arcángeles y le pedirás que alejen toda la envidia de tu casa, que te den toda la protección que necesita.

Luego rezarás el Salmo 121:5-8 “El Señor es tu guardián, es la sombra protectora a tu derecha. De día, no te dañará el sol, ni la luna de noche. El Señor te protegerá de todo mal y cuidará tu vida. Él te protegerá en la partida y el regreso, ahora y para siempre”.

Dejarás que la vela se consuma por completo y los restos los botarás. Debes conservar el vaso de agua con huevo y sal, y la copa con el licor por 7 días. Transcurrido ese tiempo lo desecharás.

¡Listo! con esto quedarás protegida.

Tags

Lo Último


Te recomendamos