Lifestyle

El ritual de la sal: lava tus manos y atrae la abundancia a tu hogar

Con este rito, las energías de la austeridad se irán de tu vida para darle la bienvenida a la riqueza y bonanza.

Con esta ceremonia alejarás las malas vibras para darle paso a la abundancia.

Tras el confinamiento general que vivió el planeta, la austeridad llegó y en muchos hogares aún no parece que tiene planes de irse, por eso es importante hacer un ritual que permita que la negatividad se vaya y las energías de la riqueza entren y fluyan.

Este domingo es propicio para aplicar el rito de la abundancia con la sal. Como es sabido, la sal tiene propiedades esotéricas y desde tiempos ancestrales ha sido usada para alejar el mal; como parte de ceremonias de protección de paganos y cristianos. Los monjes la rociaban sobre las campanas para bendecirlas y alejar a los demonios. La pureza de las ofrendas, la aseguraban los judíos usando este mineral que tanto abunda en la Tierra.

Pensamiento positivo

Como todo ritual, es necesario que tengas la convicción de que funcionará, pues de nada vale que solo lo hagas por inercia. Recuerda que atraes todo lo que piensas. Entonces, aclarado este punto, te daremos todo lo que debes a hacer para alejar la austeridad de tu vida.

La sal aleja las malas vibras.

Procedimiento

Necesitaras sal, marina o fina y un vaso grande de cristal. Ahora sí, a llamar la prosperidad. Cada domingo antes de desayunar, tomarás el envase de vidrio y lo lavarás muy bien. Luego, lo llenarás de agua, pero no a rebosar, solo a un dedo del borde. Enseguida procede a verter dos cucharadas soperas de sal. Revuelve muy bien hasta diluir el mineral.

Una vez que la mezcla del agua y la sal sea homogénea, déjala reposar por 5 minutos y procede a lavarse las manos con este líquido energizado. Mientras haces estos debes repetir: “La abundancia llegará a mí, a mi hogar y a las personas que amo. La energía de la austeridad no tiene lugar conmigo”. Hazlo con seguridad.

La abundancia llegará.

Cuando hayas terminado deja que tus manos se sequen con el aire. Por nada del mundo vayas a usar una toalla para hacerlo, pues eliminarás toda la energía de la sal. En este tiempo solo debes hacer sonidos con tus manos: chasquidos y aplausos para que la vibra se extienda por todo el espacio.

Ahora repite este procedimiento cada domingo por un mes y verás como la riqueza tocará tu puerta. Todo el cosmos te dará las oportunidades que necesitas para conseguir ese dinero.

Tags

Lo Último


Te recomendamos