Lifestyle

Buenos hábitos para mantener una boca bonita

Si frotas tus labios con un cepillo dental bien húmedo activarás su circulación.

Si movemos los ojos continuamente, ¡Qué decir de la boca!

Hablar, besar, comer, bostezar, reír… los labios se pasan el día trabajando y merecen un poco de atención, pues la piel de esta zona es muy delicada. Por supuesto, las agresiones del medio ambiente, el estrés o el tabaco son factores que también influyen en la aparición de las arruguitas verticales (el llamado código de barras).

¿Por qué ocurre?

Según la publicación Salud Vital, “la exposición a los rayos UVA y a la contaminación provocan la formación de radicales libres y la oxigenación de las células. Para defenderse, la piel produce unos enzimas destructivos que no sólo neutralizan los radicales libres, sino que también dañan células sanas y fibras de colágeno y elastina”.

Y, finalmente, aparecen las arrugas. De hecho, los labios comienzan a envejecer alrededor de los 25 años. Además, su piel tiende a resecarse, ya que carece de glándulas sebáceas para defenderse del sol, el frío y el viento.

Buenos hábitos para mantener una boca bonita

  • No reprimas tus carcajadas, pero sí esas pequeñas manías como pellizcarte los labios (deja la piel en carne viva), morderlos (los deshidrata y propicia las arrugas) o mojarlos con saliva (los reseca).
  • Por la mañana y por la noche, después de limpiar la piel, aplica un producto especial para hidratar el contorno de labios. Si no quieres o no puedes gastar mucho dinero, ten en cuenta que te sirve el mismo producto que usas para el contorno de ojos.
  • Cuando exfolies la cara, extiende también el producto por el contorno de los labios, pero con mucha suavidad y delicadeza. No lo apliques sobre los labios.
  • Lleva siempre cacao o vaselina en el bolso para aplicar a tus labios siempre que lo necesiten. Los mantiene húmedos y previenen la sequedad y las grietas.
Tags

Lo Último


Te recomendamos