Virales

“No quiero tener hijos, deben respetarme”: Mujer se opera las trompas de Falopio tras luchar con los médicos

Una joven de 24 años se esterilizó pese a que le decían que era demasiado joven

Abby Ramsay

Abby Ramsay, de Los Ángeles, California, contó su ardua lucha por ser esterilizada, pues docenas de médicos se negaron a operarla por considerar que era muy joven para tomar una decisión “permanente”.

A sus 16 años, la actriz asexual se dio cuenta que no quería tener hijos ante la gran responsabilidad que implica traer una persona al mundo y cuidarlo.

Por ello decidió buscar la manera de no quedar embarazada sin necesidad de acudir a métodos anticonceptivos, pues a su juicio pueden fallar y le tiene miedo a tener objetos dentro de ella como sería un DIU.

Además, tener relaciones sexuales se había convertido en una tortura para ella por el temor a quedar en estado.

Lograr ser operada no fue nada fácil para ella debido a que los médicos a los que asistía se negaron a practicarle una operación y le recomendaban asistir a terapia para cambiar de decisión.

Joven logra operarse las trompas de Falopio para evitar quedar embarazada

Fue a sus 24 años cuando la modelo finalmente encontró un especialista dispuesto a operarle las trompas de Falopio, y el 4 de febrero de este año se sometió oficialmente al bisturí.

La mujer que se identifica como asexual y homosexual se sometió a una salpingectomía bilateral -lo que significa que los médicos le extirparon las trompas de Falopio- y a una ablación endometrial -en la que le quitaron una capa del revestimiento del útero-.

La extirpación de las trompas de Falopio impide que el óvulo llegue al esperma y sea fecundado. Los óvulos seguirán saliendo de los ovarios con normalidad, pero serán absorbidos de forma natural por el cuerpo de la mujer.

Su historia se hizo viral en TikTok donde relata que después de seis años de lucha por buscar ser operada, por fin lo consiguió.

En el audiovisual se puede ver sosteniendo con orgullo los formularios relativos a su operación.

“Estoy emocionada por tomar el control de mi propio cuerpo. No soy una creadora de bebés”, contó.

Su decisión ha abierto un debate en redes sociales en quienes la apoyan y quienes juzgaron su decisión.

De igual manera, explicó que solía sufrir menstruaciones “muy malas y muy dolorosas”, y que también tiene antecedentes familiares de cáncer de ovario, ya que su abuela murió de esta enfermedad años antes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos