Gourmet

3 dulces típicos para deleitar el paladar de la familia este domingo de Pascua

Las torrijas, buñuelos y las rosquillas de anís, son dulces que no faltan en estas fechas en Europa y América

Para finalizar la Semana Santa con el Domingo de Resurrección y desear Felices Pascuas a todos nuestros lectores, les traemos estos dulces que deleitarán el paladar de la familia en este día tan especial.

El origen de comer dulces en estos días lo tiene bien establecido la Iglesia, quien indica en el derecho canónico que la Semana Mayor es tiempo penitencial o de ayuna, específicamente todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma.

Según el portal Directo al Paladar, explica que la penitencia, que en principio solo limitaba al consumo de carne, llega a su cénit el Viernes Santo y Miércoles de Ceniza, donde se debía ayunar durante todo el día.

Además, durante todo este tiempo solo podía hacer una ingesta diaria: la colación.

Dado que no se podía comer carne, la única forma de aguantar todo un día sin caer desmayado era concentrar todas las calorías posibles en los platos permitidos: además de verduras y pescado, dulces.

De allí viene esta tradición mundial de comer dulces en la Semana Mayor y aquí les presentamos las recetas de los tres más populares en Europa y América:

Torrijas

Ingredientes

Una barra de pan (del día o duro).

600 ml. de leche.

3 huevos.

Canela para espolvorear.

Canela en rama.

100 gr. de azúcar.

Aceite de oliva.

Preparación

En una olla, ponemos a hervir la leche con 2 ramas de canela y el azúcar. Mientras la leche se calienta, cortamos en rebanadas de unos 2 cm. de grosor, la barra entera de pan.

Una vez que la leche con las ramas de canela y el azúcar ha llegado a ebullición, lo volcamos en un plato hondo donde posteriormente iremos empapando las rebanadas de pan. Preparamos otro plato hondo y batimos los tres huevos.

Calentamos la sartén con el aceite, a fuego fuerte para que las torrijas se hagan rápido y no se encharquen de aceite.

Con el aceite caliente en la sartén y el huevo batido preparado en otro plato, vamos mojando las rebanadas de pan en el plato de la leche.

Cuando estén blanditas pero sin llegar a desmenuzarse, cogemos una por una y las rebozamos en el huevo batido, y de ahí las pasamos al aceite. Freír las torrijas.

Cuando estén doradas por un lado, damos la vuelta y esperamos que se doren por el otro lado.

Una vez tostadas, las sacamos a un plato o recipiente en el que previamente hemos colocado papel de cocina para que escurra el resto del aceite de las torrijas. Espolvorea canela o azúcar a tu gusto.

Buñuelos

Ingredientes

150 ml de leche.

30 gramos de mantequilla.

15 gramos de azúcar.

Anís en grano (una cucharadita).

15 ml de vino dulce tipo moscatel.

Ralladura de 1 limón.

80 gramos harina de trigo.

1 huevos tamaño.

Sal al gusto.

Aceite de girasol en abundancia para freír.

Preparación

En una olla pequeña vertemos la leche y le añadimos la mantequilla, el azúcar, el anís en grano, el vino dulce, la ralladura de limón y un pellizco de sal.

Calentamos hasta llevar a ebullición y retiramos del fuego. Añadimos la harina de trigo de un golpe y removemos con energía hasta incorporar.

Dejamos enfriar bien la masa antes de añadir el huevo y remover bien hasta integrar. Una vez lista la mezcla, la pasamos a una manga pastelera, calentamos abundante aceite en una sartén y freímos pequeñas bolitas en tandas de unos 10 máximo.

Una vez fritos, los dejamos escurrir sobre papel sulfurizado y los rebozamos en azúcar o azúcar y canela antes de servir.

Rosquillas de anís

Ingredientes

3 Huevos.

100 gramos de azúcar.

50 ml leche.

Anís dulce.

30 ml de mantequilla.

50 gramos de levadura.

16 gramos de harina de repostería.

Aceite de girasol para freír.

Preparación

En un cuenco grande montamos los huevos con el azúcar y las ralladuras. Agregamos la leche, el anís y la mantequilla derretida cuando esté tibia.

Mezclamos la harina con el impulsor y lo echamos tamizado sobre la masa. Unimos todo hasta formar una masa blanda. Envolvemos en film transparente de cocina y refrigeramos durante un par de horas.

Sacamos la masa de la nevera y formamos bolitas de igual tamaño, un poco más grandes que una nuez. Estiramos cada bolita en forma de rulo, unimos y freímos por ambos lados en el aceite caliente.

Pasamos a un plato con papel de cocina absorbente y una vez que las rosquillas están frías las espolvoreamos con azúcar glas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos