Lifestyle

No se necesita ser modelo para tener glamour: cinco tips para lograrlo

Actitudes como la cultura, la clase, el estilo, el encanto te hacen una mujer con glamour

No se necesita ser muy delgada, bella, alta y con mucho dinero para ser una mujer con glamour.

Si se parte de su significado, glamour es sinónimo de encanto, atractivo, por ende, es “todo atractivo o encanto que posee una persona o cosa que la hace resaltar en el entorno que se encuentre”.

En el siglo XIX, se usaba el término para hacer referencia a toda persona o cosa que se considere elegante, seductor, bello, relacionado con la moda o el espectáculo.

En los últimos años el concepto ha variado y afortunadamente el glamour ya no es una simple característica que tengan determinadas personas, sino que son un conjunto de actitudes.

Brillar con luz propia

Misterio, originalidad, belleza, seducción, cultura, clase, estilo, encanto, feminidad, son algunas de esas actitudes.

Algunos expertos de la moda se han empeñado en decir que la persona con glamour “no se hace, sino que nace”.

Otros aseguran que con unos buenos consejos se puede alcanzar un cierto grado de glamour que permita brillar con luz propia en todo tipo de eventos y reuniones.

Lo cierto es que la persona glamorosa puede o no ser guapa, pero su actitud derrocha belleza, atracción, elegancia con su forma de vestir y de llevar cada prenda con mucho estilismo, delicadeza y refinamiento.

Además, combina lo dicho anteriormente con un comportamiento íntegro, con base en principios, y valores.

No se trata de dinero

Tampoco se trata de tener mucho dinero para gastar en ropa cara, ni de pertenecer a una familia de rancio abolengo.

Pese a que hay personas que poseen el don del glamour natural, también es posible adquirirlo con el paso del tiempo.

Con estos cinco tips sabrás cómo comportarte para llegar a ser una mujer glamorosa:

Segura de ti misma

La autoestima y el amor propio son pilares fundamentales siempre unidos a una mentalidad positiva.

La educación y la amabilidad ante todo

Es importante también la educación y la cultura, no sólo se trata de cuidar el cuerpo sino también la mente.

El vestuario que favorezca

A la hora de elegir vestuario, optar por aquellas prendas que mejor se adapten a nuestro cuerpo y que más nos favorezcan.

Combinar bien las prendas de vestir

Elegir ropa de calidad, acorde con la temporada y combinar bien todas las prendas y complementos entre sí.

El cabello siempre arreglado

Fundamental para dar buena imagen es el pelo siempre limpio y sedoso y el cutis hidratado y luminoso.

Tags

Lo Último


Te recomendamos