Lifestyle

Ni presión social ni para evitar la soledad: los verdaderos motivos por los que deberíamos ser mamás

Decidir si se quiere, o no ser madre, es algo fundamental.

Verdaderos motivos para ser mamá

No hay dudas de que la maternidad debe ser libre y deseada. Se trata de una decisión consciente en la que la mujer debe ser realista que su vida está a punto de cambiar y no debe influir la opinión de los demás en ello.

Porque sí, hay quienes deciden obligadas por los padres, la pareja o la religión, para seguir el ejemplo de su madre, porque es “el debe ser”, porque no soportan la presión social llegada a cierta edad, para evitar la soledad en la vejez, para que la pareja no las abandone, entre otros motivos.

En realidad, ninguna de esas deberían ser razones para ser mamá. Este es un deseo que debe surgir desde el interior de la mujer y no pasa nada, ni está mal, si nunca aparece, porque la maternidad tampoco es destino obligatorio para todas.

Los verdaderos motivos por los que deberíamos ser mamás

Porque forma parte de tu proyecto de vida y tienes cómo realizarlo

Formar una familia propia es un sueño para muchas mujeres y no hay nada de malo en ello. Al contrario, la maternidad no es una decisión que debe dejarse al azar, sino planificarse para cuando exista estabilidad emocional, laboral y económica.

Es importante priorizar la realización como mujeres y luego consumarla como madres para evitar caer en situaciones de vulnerabilidad.

Porque estás dispuesta a ser tu mejor versión

Ser madre no solo significa criar a un pequeño y acompañarlo hasta que sea una persona independiente, sino también tomar decisiones de ser mejores para ellos en función de su bienestar, en todas las áreas de tu vida.

Es normal al inicio no sentirse capacitadas para criar a un niño, pero si estás determinada con dedicación, estudio, aprendizaje y el paso de los años serás una gran madre.

Estás dispuesta a asumir los sacrificios

Este apartado se desprende de lo anterior, porque ser mamá también es estar dispuesta a dedicarle menos tiempo a tu trabajo, sacrificar parte de tu tiempo personal, invertir más dinero, cambiar de estilo de vida, entre otros compromisos.

Si tu respuesta es “sí” a todo, es probable que estés orientando tu maternidad por el camino correcto.

Tags

Lo Último


Te recomendamos