Lifestyle

¿Navidad sin Santa? Millenials proponen terminar con la tradición

Expertos aseguran que decir mentiras a los niños puede minimizar la confianza en sus padres

Santa Claus, Papá Noel, Viejito Pascuero, San Nicolás o simplemente Santa, así es conocido por las distintas generaciones el popular señor de la Navidad.

El propósito de su creación ha estado enfocada en darle magia a las fiestas y a los pequeños con la entrega de regalos.

La tradición que ha perdurado con el pasar de los años podría llegar a su fin ante las criticas de las nuevas generaciones.

Millenials buscan ponerle fin a la tradición de Santa

Los padres millenials se encuentran enfocados en promover una niñez libre de esta fantasía.

Un estudio de la Universidad de Nueva Inglaterra publicado en The Lancet determinó que mentir a los niños, aún cuando se trate de una mentira socialmente aceptable y con buenas intenciones como lo es la existencia de Santa, puede minar su confianza en los padres, y dejarlos expuestos a una decepción muy fuerte al descubrir la verdad, lo que puede hacer tambalear su brújula moral.

Expertos aseguran que los niños deben sentirse seguros de poder confiar en sus padres y mencionan que hay niños de otras culturas y religiones que no tienen esa creencia y que están perfectamente bien.

Tracy Cassels, PhD en Psicología del desarrollo de la Universidad de Columbia Británica, es una practicante de esta idea de decir la verdad sobre Santa, y asegura que esa creencia le ha valido ser etiquetada de cruel, de arruinar la imaginación de los niños y de quitarles parte de su infancia.

“Hay tanta magia que puede ser parte de esta temporada, especialmente cuando el enfoque se centra en dar a los demás y llevar alegría a las personas que te rodean, amigos, vecinos y extraños. En esto es en lo que tratamos de enfocarnos, no en un hombre que decide si has sido lo suficientemente bueno para los regalos. Eso no es mágico para nosotros”, afirmó en su blog.

—  Tracy Cassels

De esta manera, menciona que hay niños que a pesar de haber sido buenos, no reciben los regalos que desean, lo que puede causarles una tristeza que se controlaría si se les dijera que son sus padres quienes compran los juguetes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos