Lifestyle

No se trata de enseñar a las niñas a defenderse sino de enseñar a los niños a respetarlas

Esta es la mejor medida para disminuir desde la raíz la violencia de género.

Enseñar a niños a respetar a las mujeres

Es momento que en la sociedad cambiemos de enfoque y les enseñemos a los niños desde los primeros años de vida a respetar a las mujeres, sean niñas, adolescentes o adultas.

Es normal escuchar cuando ellas son víctimas de algún tipo de violencia, acoso o abuso frases que las culpabilizan como “¿por qué no denunció antes?”, “tuvo que buscar ayuda”, “debió defenderse”, entre otras.

Estas le restan responsabilidad al verdadero culpable, el agresor, y revictimizan a la mujer que no debería estar pasando por esta situación, lo que nos invita como sociedad a reflexionar sobre las verdaderas soluciones a esta problemática que sigue creciendo.

Una de ellas es mediante la educación a las próximas generaciones, entre la que debe ser primordial el respeto y la consideración por las mujeres, especialmente en los varones pequeños.

¿Cómo educar a los niños para que respeten a las niñas?

Los jóvenes aprenden con el ejemplo, así que una parte importante del aprendizaje se basa en que las figuras paternas transmitan valores a sus hijos.

Así ellos podrán aprender los comportamientos y actitudes propias de una persona que respeta a los demás, entre las que destacan la amabilidad, expresar cariño, ofrecer ayuda, utilizar un buen lenguaje, controlar sus emociones, hacerse responsable de sus actos, no burlarse de los demás, entre otros.

Pero así como se aprende lo bueno, también sucede lo mismo con la violencia. Hay que evitar que crezcan en un ambiente de gritos, agresiones, manipulaciones, amenazas y las falta de respeto, porque además les hace daño a ellos.

Los niños escuchan las conversaciones de sus padres, así que también es importante referirse con respeto hacia otras mujeres y hacerles entender que no son superiores a ellas, enseñarles a cuidar su cuerpo y el de otros, haciéndoles saber qué es el consentimiento y entender cuáles son los límites.

Los buenos hombres del mañana se hacen cultivando su mente y su corazón con buen contenido que comienza por el hogar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos