Lifestyle

Bajar de peso no es igual a salud, según estudio científico

Bajar de peso no es sinónimo de una vida saludable, según un estudio existe una manera más efectiva de llevar una vida sana

Desde hace varios años que los expertos han derrumbado el mito de que solo las personas delgadas son saludables. Actualmente se sabe que no existe una talla que indique buena salud en una persona, ya que los indices de masa corporal no están actualizados y por lo tanto no proveen información acertada sobre la salud de una persona.

Bajar de peso no es la clave de la salud, según estudios científicos

Un reciente estudio realizado por el investigador Glenn Gaesser de College of Health Solutions en la Universidad de Arizona reveló que la salud no puede predecirse por una escala numérica y que el ejercicio es más importante que la pérdida de peso cuando se trata de la salud del corazón y vivir una vida longeva.

La investigación publicada en el periódico iScience basó su estudio en el hecho de que la obesidad ha crecido de manera significativa en los Estados Unidos y el mundo en las últimas décadas, así mismo el número de personas que han fallecido por condiciones cardiacas se han relacionado con la dieta y el ejercicio.

A la vez, el número de personas que intentan perder peso ha aumentado desde 1980. Al menos 40% de las personas en el país y 25% de los hombres ha realizado alguna dieta para bajar de peso. Sin embargo esta técnica ha probado ser poco efectiva, ya que el problema de obesidad prevalece.

Sin embargo algo que llama la atención, es que se observa que los esfuerzos para bajar de peso están relacionados con el aumento de peso y con riesgos para la salud.

Los investigadores analizaron varios estudios sobre pérdida de peso, ejercicio y una vida más larga y se concentraron mayormente en los resultados de personas consideradas con sobre peso u obesas.

Así descubrieron que la evidencia señala que ser activo es más efectivo que perder peso para mejorar la salud del corazón y reducir el riesgo de mortalidad. Incluso, se demostró que las personas obesas que se mantienen activas tienen menor riesgo de morir que aquellos que tienen un peso normal pero que son sedentarios.

El término para las personas sanas con obesidad es Obesidad metabólicamente saludable o MHO por sus siglas en inglés. Esto significa que de acuerdo al índice de masa corporal, la persona es obesa, pero no tiene enfermedades cardiovasculares como presión alta o colesterol alto.

Anteriores estudios señalaron que las personas con sobrepeso no son más propensas a tener un ataque cardiaco que las personas que no tienen sobrepeso. Sin embargo las personas que con bajos niveles de actividad si tienen mayores probabilidades de sufrir problemas del corazón.

Para mantenerse en forma no es necesario contar con equipo de pesas ni rutinas de un profesional, ya que se ha demostrado que un adulto que realiza ejercicios aeróbicos de intensidad moderada por 150 minutos a la semana es más saludable.

Esta investigación ayuda a las personas a cambiar su punto de vista respecto a la salud y su cuerpo, ya que no se enfoca en un número específico, sino a buenos hábitos de alimentación y ejercicio. Lo cual también puede ayudar a combatir el estigma que existe en torno a diferentes tipos de cuerpos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos