logo
“Recen por mí”, el clamor de las mujeres afganas y su futuro incierto
Lifestyle 16/08/2021

“Recen por mí”, el clamor de las mujeres afganas y su futuro incierto

Como en una película de terror.

Nadie está a salvo en el Afganistán, que han dejado a la deriva las tropas internacionales. Pero quienes están más en peligro son las mujeres en ese Afganistán donde como en la novela de Yasmina Khadra ya no se escuchan las golondrinas, sino los graznidos de los cuervos y los aullidos de los lobos. 

 Las familias con hijas jóvenes a su cargo huyen de cualquier localidad que se ve amenazada por los talibanes. 

“Recen por mí”

Es lo que presagia el testimonio recogido por The Guardian de una joven afgana de 22 años que solía trabajar como periodista.

“Hace dos días que dejé mi casa y mi vida porque los talibanes tomaron el poder en mi ciudad. Aún sigo huyendo y no encuentro un lugar seguro no puedo escribir con mi nombre ni decir dónde estoy. Toda mi vida ha saltado por los aires en pocos días tengo mucho miedo y no sé qué pasará conmigo”.

La joven reportera narra cómo su jefe le puso sobre aviso porque los talibanes irían a por ella.

“La mayoría de las mujeres y niñas que conozco también salieron huyendo de la ciudad y buscan ponerse a salvo. No puedo parar de pensar en todas mis parientes, amigas, vecinas en todas las mujeres de Afganistán», dice esta periodista bajo el anonimato. Tanto ella como sus colegas de profesión han escrito contra los talibanes y temen su venganza. Su relato es estremecedor y concluye: «Todo o que puedo hacer es seguir corriendo y esperar que la vía para salir de la provincia se abra pronto. Por favor, recen por mí».

Las mujeres el grupo más vulnerable

En las zonas que han caído bajo control de los talibanes las mujeres son el grupo más vulnerable. Este 2021 está siendo especialmente trágico para la población civil. En la primera mitad de 2021 han muerto más mujeres y niños que en cualquier otro semestre desde 2009, según un informe de la ONU.

Afganistán es un país donde las mujeres sufren una violencia estructural que a veces la ejercen las propias mujeres, además de los hombres. Una mujer ni siquiera puede decidir si le practican una cesárea o no si hay complicaciones en el parto.

Los talibanes están ingresando a desfogar su ira con las mujeres especialmente por haber tomado la decisión de estudiar, enamorarse de ser libre en estos 13 años de acompañamiento militar por parte de EEUU.

Las 29 prohibiciones que los talibanes imponen a las mujeres

  • Completa prohibición del trabajo femenino fuera de sus hogares.
  • Completa prohibición de cualquier tipo de actividades de las mujeres fuera de casa a menos que no sea acompañada de su Mahram (parentesco masculino, hermano, esposo o papá).
  • Completa prohibición a cerrar tratos comerciales con hombres.
  • Completa Prohibición a ser tratadas por médicos hombres.
  • Completa prohibición a estudiar en escuelas, colegios o universidades (las escuelas son seminarios religiosos).
  • Utilizar obligatoriamente un burka (velo largo que las cubre desde la cabeza hasta los pies).
  • Azotes, golpes e insultos para todas las mujeres que se nieguen a usar la vestimenta establecida por las reglas talibanes o contra las mujeres que no estén acompañadas por su Mahram.
  • Azotes que pueden terminar en muerte para las mujeres que indiquen sus tobillos.
  • Lapidación pública contra las mujeres que hayan tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio.
  • Prohibición del uso de cosméticos incluso si usan esmalte en sus uñas están serán amputadas.
  • Prohibición de hablar o saludar a hombres que no sean su Mahram.
  • Prohibición de reír en voz alta.
  • Prohibición de usar tacos, ningún hombre puede escuchar este sonido.
  • Prohibición de tomar un taxi sin su Mahram.
  • Prohibición a lavar la ropa en ríos o plazas públicas.
  • Ninguna calle puede tener nombres de mujeres por ejemplo: ‘El jardín de las mujeres’, por ‘Jardín de la primavera’.
  • Prohibición de asomarse a los balcones o terrazas de sus casas.
  • Opacidad obligatoria de sus casas para que nadie pueda verlas desde afuera.
  • Prohibición a los sastres a tomarles medidas para hacerles algún tipo de prenda.
  • Prohibido utilizar baños públicos.
  • Prohibición a tomar el mismo bus que los hombres existe una línea para hombres y otra para mujeres.
  • Prohibición a utilizar shorts cortos así estén utilizando el burka que cubre todo su cuerpo.
  • Prohibición a ser fotografiadas.
  • Prohibición a ser parte de comerciales y que sus rostros o cuerpos se vean en libros, publicidad etc.

Además de todas estas, durante el régimen talibán quedó prohibida la música, el cine, la celebración del Nowruz (el año nuevo persa), al tratarse de una festividad pagana.

Esta imagen que lleva circulando años y que, en los últimos días, se ve por todo el mundo: una fotografía de tres mujeres en minifalda, sin ningún tipo de velo, caminando por la calle con absoluta normalidad.

 En el siglo XX el país experimentó un gran progreso y un constante desarrollo de los derechos de las mujeres.

No obstante, durante los golpes de Estado y la ocupación soviética, y los conflictos entre el Gobierno y los grupos muyahidines de los años 80 y 90, las mujeres vieron mermar sus derechos. 

Más en Nueva Mujer: