logo
Esteban Zapata: un nuevo paradigma en la industria de moda
Lifestyle 09/08/2021

Esteban Zapata: un nuevo paradigma en la industria de moda

Abogar por la coherencia y la salud mental como procesos de producción y estilo de vida son dos de los objetivos del joven creador.

Esteban solo tiene 27 años, pero su trayectoria lo ha hecho repensarse como creador y empresario muchos años antes de lo que suelen las marcas y sus fundadores encausar su propósito.  Esteban Zapata: un nuevo paradigma en la industria de moda

Pero, este joven diseñador y creador de una marca de moda, interiorismo y otra de belleza, (The Insider Vox y Vibes), sabe que los procesos son individuales y su coherencia de marca y de creador, se fundamentan en una trayectoria que lo ha llevado a trabajar con artistas como Wisin, Nacho y Sebastián Yatra, así como estar en centros cruciales de la industria.

PUBLIMETRO habló con él sobre su proceso y trayectoria. 

¿De dónde sacaste tu estética particular y tu acercamiento? 

Ha sido una mezcla de absolutamente todas mis vivencias desde pequeño. He tenido en mi familia paterna un acercamiento y un amor hacia la moda.

Desde pequeño íbamos a viajes en los que primaba mucho la ida a museos, entonces siempre estuve formando un ojo que me llevó a interesarme por las estéticas y el detrás de varios productos audiovisuales. Otro hito importante también fue haber vivido en Europa.

Esteban Zapata: un nuevo paradigma en la industria de moda

Es muy distinto cuando la vives en Canadá y Colombia que en Francia, al ver las tiendas de segunda mano, los anticuarios, etc.

Ese estilo parisino fue el match que conectó con mi trayectoria y el que me hizo pensar en el camino que quería seguir y donde confluían las dos carreras que en aquel momento estaba estudiando: psicología y literatura.

 Así, lancé mi blog de moda masculina, The Insider Vox, donde pude incluso trabajar con artistas y fueron una gran universidad para mí.

Fue entender cómo se debían vestir para distintos contextos, conocer a diseñadores y talentos emergentes y eso me llevó a preguntarme por mi talento personal. A preguntarme por mi piel, por los productos que usaba.

Esteban Zapata: un nuevo paradigma en la industria de moda

Solo usaba productos internacionales y me dí cuenta de que podíamos tener en el mercado una marca nacional de igual calidad, que se viera internacional y que se pudiera conseguir en el país, para el país. 

Veo una estética muy sofisticada, depurada, limpia. ¿Cómo llegaste a esa curaduría? 

Siempre he tenido afinidad con el minimalismo.

De hecho, en las casas de mis padres solía depurar la decoración y en Literatura, me sentía bastante cómodo editando.

Cuando uno entra al mundo de la moda, uno peca por volverse un poco ecléctico. Uno está influenciado por muchas marcas, muchas tendencias, etc.

Al desligarme de las redes sociales, entendí y reencontré qué me gusta ver, qué me agrada en mi entorno. Y creo que desarrollé un minimalismo cálido.

Un minimalismo que te permita conectarte contigo mismo sin desconcentrarte de las cosas que te rodean. Y así, hallo ese centro.

¿Podríamos decir que es un minimalismo con sabor latino? Porque cuando se habla de minimalismo, muchas veces se copia de manera literal la estética escandinava.

Sí, totalmente. Creo que encontraste el término perfecto, porque yo no puedo negar mis orígenes latinos, paisas, colombianos.

Vengo de una familia súper calurosa, y eso me hace preguntarme qué es necesario para vivir y cómo ese entorno acoge a los que yo recibo. 

¿Cómo es lanzar tres marcas con una visión particular en una industria colombiana, que es tan conservadora todavía? 

A mí me han llamado mucho para aconsejar a emprendedores. Y digo que mientras uno tenga ese sueño claro, es lo principal.

Igual, uno tiene en cuenta mucho el precio, que el mercado es conservador, sí, pero uno puede hallar el centro. Y a eso me refiero con que hemos podido llegar al consumidor de pronta moda, que ha visto que vestirse de esa manera no representa calidad. Ahora bien, he visto muchas marcas que se replantean su relación con el consumidor.

Esteban Zapata: un nuevo paradigma en la industria de moda

Y he repensado mi marca en el término de cómo le va a aportar a su consumidor al final del día. Cuando tienes eso claro, esos obstáculos te hacen tener más paciencia y no desenfocarte en cuanto a la meta final.

Ahora bien ,en la pandemia tuvimos que enfrentar hechos difíciles, como decirle al consumidor que no habían más telas, por ejemplo. Siento que uno tiene, como marca, un compromiso con él .Ahora bien, hay muchas marcas que se han comportado como si no hubiera pandemia.

Como si no existiera nada más alrededor . Entonces, como líderes de marca, tenemos que pensar cómo los recursos son finitos, cómo utilizarlos, y cómo usarlos para cambiar el sistema  en el que hemos estado viviendo.

Tienes un conocimiento que muy pocos dueños de retailers adquieren. Ahora, muchos lo adquieren en décadas. ¿Cómo lo hiciste? 

Comencé a ver en varias marcas, CH, El Corte Inglés, etc, cómo manejaban sus ventas. Qué productos se manejaban más. Y a la hora de trabajar con marcas, era todo en canje, pero yo quería estar en sus reuniones creativas, etc, para aprender. 

Y con maestros como Mario Dedidanovic, aprendí muchísimo más. Ahora bien, hice la maestría en Mercadeo y esta me permitió conciliar todo lo que había aprendido empíricamente.

Suelen preguntarme cuál es mi secreto. Creo que Psicología me desarrolló un modelo de atención y escucha activa que me ha permitido incluso ir a las nuevas sedes de nuestra marca para ver cómo consume la gente y cuáles son los retos para los vendedores. Y todas son distintas. 

Hay muy pocas marcas que se mantienen fieles a sí mismas y se desarrollan en campos distintos.

¿Cómo mantenerte fiel a tí mismo en medio del maremágnum del bolero y otras tendencias crecientes?

Siempre he buscado la forma de hacerlo. Siempre he buscado saber quién soy. Y no busco lo que tratan de hacer otras marcas.

He descubierto que la copia valida en este país un estilo. Johana Ortíz fue exitosa con los boleros y todos quieren hacerlo. Pero si no hubiera sido exitosa, al mismo tiempo, esto no se habría impuesto como estilo.

Y veo los boleros y digo, qué lindos, pero no es mi estilo. Y eso me ha mantenido en mi estilo: saber hacer renuncias. Y cuando sabes hacerlas, puedes estar más claro en lo que eres y en lo que quieres y sabes que la coherencia es un proceso en continua construcción.

Esteban Zapata: un nuevo paradigma en la industria de moda

Cada etapa de la vida debe ser orgánica, sin presiones, tiene sus retos y preguntas. Y las crisis son buenas: si las sabes manejar, se convierten en un outcome positivo siempre.

¿Cómo adquiriste esa madurez que muy pocos creadores alcanzan ya en muchos años?

Gracias. Siempre le digo a mi equipo que hagan terapia. Cuando estudié psicología, una maestra me decía que no podíamos hacer terapia sin hacerla primero para nosotros mismos, así que a mis 17 elegí psicoanálisis, que es una de las cosas más bellas que me han pasado.

Y esto me ha permitido vivir en mi deseo y no en el de los otros. Y cuando uno descubre dónde está la verdadera vocación, una pregunta universal, esto fluye y lo tienes claro. Esto te da madurez, estabilidad y sensatez.

Y tengo padres maravillosos que me han dado crianza increíble que me han dado esta estabilidad.

Claro. Es importante hablar de salud mental en la moda. Se tiende a glorificar al diseñador tipo Lagerfeld, y su ritmo estajanovista, pero no todos lo aguantan. Mira lo que le pasó a McQueen, también a Galliano… y me gusta que tú des prioridad a eso.

Totalmente de acuerdo. Creo que la moda ha vendido un estilo de vida que es lo más alejado de la salud mental.

Un estilo de vida en el que prevalecen los excesos, drogas, insomnio, dietas extremas… todo lo ajeno a la calidad de vida. Y lo más triste es que termina siendo el principal referente de calidad de vida.

Yo tengo una alimentación consciente, y soy consciente del poder de la imagen, pero con el paso de los año he aprendido a comer saludablemente sin tener que sacrificar mi salud mental, cuerpo, y entiendo que mis procesos son míos.

La moda siempre nos compara con estereotipos europeos.

Considero que es realmente difícil llegar como latinos, a serlo. Así que se trata de entender nuestro cuerpo, cómo funciona, qué le puedes adaptar a este cuerpo y qué no.

Es entender tu contexto y dónde estás y no ver otra cosa distinta a tus raíces.

Ahora bien, el futuro es el presente.¿Cómo manejas los asuntos de género y tallaje en tu marca?

Ya vemos la fluidez de género en series como Elite, y Gossip Girl. Nos importa romper barreras. Y si bien por costos no manejamos un tallaje amplio, bajo pedido, cualquier prenda nuestra puede llegar a todas las personas.

Es importante, ser coherente. ¿Por qué abogas por la coherencia en tu marca? 

Porque sin ella no podría dormir por las noches. La coherencia es sinónimo de transparencia, confianza. Papá me decía que cuando uno pierde la confianza en alguien, volverla a recuperar es lo más difícil.

Si lo que reflejas en tu marca, no se ve en tu narrativa, se cae todo. Muchas veces sacrificamos la coherencia por el éxito, pero con ella también puedes serlo. Y puedes estar tranquilo.

¿Cómo integras la inspiración a tu universo estético? 

Siempre me rodeo de cosas nuevas. Leo The New York Times todas las mañanas, de empaparme de lo nuevo y me nutre y me forma, Schiaparelli por ejemplo saca unas cosas absurdas y soy lo opuesto, pero me dan una luz de que hay arte en la moda. A mí vivir me inspira.